Objetivo 12: Producción y consumo responsables

¿Por que existe el problema de producción y consumo responsable? Actualmente el consumo de recursos naturales está aumentando considerablemente, Y los países tienen por delante, afrontar desafíos que tienen que ver con la contaminación del aire, agua y suelo.

Por ello se propone afrontar estos desafíos con menos recursos, pero con mejor calidad.

El consumo y la producción sostenible consisten en fomentar el uso eficiente de los recursos y la energía, la construcción de infraestructuras que no dañen el medio ambiente, la mejora del acceso a los servicios básicos y la creación de empleos ecológicos, justamente remunerados y con buenas condiciones laborales.

 

Algunos datos que son importantes para entender este objetivo:

  • Si la población aumentará hasta los 9600 millones en el año 2050, necesitaríamos tres planetas para sostener el estilo de vida.
  • La “huella de material” per cápita de los países en desarrollo aumentó de 5 toneladas métricas en 2000 a 9, en 2017.

Agua

  • Alrededor del 3% del agua en el mundo es potable, y un 2,5 está congelada en la Antártida, Ártico y glaciares. Por lo que contamos con menos del 0,5% para las necesidades del ser humano. Además el ser humano está contaminando este agua.
  • Unas 1000 millones de personas no tienen acceso al agua potable.

Energía

  • Si todo el mundo utilizaramos bombillas de bajo consumo, el mundo se ahorraría 120.000 millones de dólares al año.
  • En 2002, el stock de vehículos de motor en los países de la OCDE era de 550 millones.
  • Los hogares consumen el 29% de la energía mundial y, contribuyen al 21% de las emisiones de CO2.

Comida

  • Cada año, un tercio de todos los alimentos producidos (por valor de 1.000 millones de dólares), se desperdicia y termina en la basura.
  • 2000 millones de personas en todo el mundo tienen sobrepeso o son obesas.

El objetivo doce de desarrollo sostenible propone una serie de metas para alcanzar de aquí al año 2030:

  • Lograr la gestión sostenible y el uso eficiente de los recursos naturales.
  • Reducir los desperdicios de alimento, tanto en la venta al por menor, como en las cadenas de producción y suministro. Y reducir considerablemente la generación de desechos mediante actividades de prevención, reducción, reciclado y reutilización.
  • Lograr una gestión ecológica de los productos químicos y desechos.
  • Ayudar a los países en desarrollo a fortalecer su capacidad científica y tecnológica para avanzar en temas de consumo y sostenibilidad.

¿Cómo pueden los países ayudar con estos objetivos?

Se trata de crear ganancias de las actividades económicas mediante la reducción de la utilización de los recursos, la degradación y la contaminación, e intentando lograr una mejora en la calidad de la vida.

Educar a los consumidores, sobre los modos de vida sostenibles, así como facilitarles información sobre las etiquetas y normas de uso.

Objetivo 11: Ciudades y comunidades sostenibles

El gran crecimiento de las ciudades debido a la globalización y el desarrollo ha conllevado que más de la mitad de la población mundial viva hoy en zonas urbanas. En 2050, esa cifra habrá aumentado casi el doble, llegando casi al 70% de la población mundial. Es cierto que debido al comercio, la cultura y la ciencia el  desarrollo social de las ciudades es inmenso.

Antes de la revolución industrial, las ciudades eran pequeñas y tenían poca población tras esta, tanto su crecimiento como su urbanización comenzaron de forma acelerada.

Objetivo 11: Ciudades y comunidades sostenibles

Objetivo 11: Ciudades y comunidades sostenibles

A partir de entonces, se fue diferenciando el centro y los barrios cercanos, donde la pobreza suele concentrarse en estos espacios. Por ello necesitamos poner algunas medidas en la forma en que construimos y administramos los espacios urbanos, para que sean sostenibles, resistentes e inclusivos y seguros para todo tipo de personas.

Hay que buscar medidas para el deterioro de las infraestructuras, para la congestión, el alto porcentaje de personas que viven en situaciones precarias en estas ciudades y por la inclusividad de las personas; sino es posible la contaminación sea tal que en un futuro ni siquiera podamos plantearnos el controlar la situación.

Algunos datos que son importantes para entender este objetivo :

  • La mitad de la población en el mundo, 3500 millones vive en ciudades y se piensa que para el año 2030 aumentará a 5000 millones.
  • Alrededor de 883 millones de personas viven en barrios marginales.
  • Aunque las ciudades del mundo ocupan solo el 3% de la tierra, representan entre el 60% y el 80% del consumo de energía y el 75% de las emisiones de carbono.
  • Desde 2016, el 90% de la población que vive en ciudades respiraba aire que no cumplia con las normas establecidas por la OMS, esto provocó la muerte de 4,2 millones de muertes.

El undécimo objetivo de desarrollo sostenible propone una serie de metas para alcanzar de aquí al año 2030:

  • Garantiza el acceso a viviendas de todas las personas.
  • Proporcionar acceso a sistemas de transporte seguros, asequibles, accesibles y sostenibles para todos, así como mejorar la seguridad vial, y promover la ampliación del transporte público.
  • Proteger el patrimonio cultural y natural del mundo; y proporcionar un acceso universal a las zonas verdes y espacios públicos seguros. Y en particular para las mujeres, niños, personas de edad y personas con discapacidad.
  • Promover la inclusión, el uso eficiente de los recursos, la mitigación del cambio climático.
  • Proporcionar apoyo a los países menos desarrollados, con ayuda financiera y técnica.

¿Cómo pueden los países ayudar con estos objetivos?

¿Qué soluciones existen para lograr ciudades y comunidades sostenibles?

Habría que aumentar los servicios municipales de recogida de basura, para así reducir la contaminación y la pobreza.

Ciudades que incluyan oportunidades a acceso a servicios básicos como la energía, vivienda, transporte y en general facilidades para todos.

Elaborando políticas que promuevan el acceso libre y seguro a servicios básicos, energía, vivienda, transporte y más facilidades para todo el mundo

 

Señalética en diseño gráfico: señalética e identidad corporativa

La señalética es una técnica de comunicación. Es el conjunto de diversas señales o señalizaciones que tienen en común diversas características, tales como el color, tipografías o formas. Su función es muy clara, y es ayudar a un individuo o grupo de personas mediante instrucciones sobre cómo deben funcionar o interactuar en un determinado espacio físico. También identifica a un usuario el acceso a servicios o productos.

Es importante saber y diferenciar que no es lo mismo señalética que señalización, ya que en esta última se debe tener en cuenta que el código que se utilice debe estar normalizado y homologado.

Cómo se usa la señalética en diseño gráfico

La señalética ayuda a crear la imagen del entorno, refuerza la imagen pública. Por eso se vincula, y es importante que exista, una relación directa entre la señalética y el diseño gráfico. Como tal, la señalética, debe estar dotada de eficiencia y estética. El diseñador debe ofrecer unos iconos estéticos, informativos y sencillos para poder tener un buen uso.

(Foto: deltaterra.com.ar)

Los diseñadores de señalética deben tener en cuenta los siguientes factores:

  • Tipografía: Letra sencilla, textos cortos, directos y con fácil interpretación con una mirada rápida.
  • Colores: Se deben entender con facilidad. Con contraste para destacar el mensaje y el símbolo que se quiera acentuar. Hay que tener cuidado con el uso de colores llamativos ya que pueden ser contraproducentes, convirtiéndose en un problema más que en una ayuda.
  • Formas: Elegir la más adecuada para lo que se quiera informar o indicar, ya que algunas ya tienen información propia.
  • Ubicación: Importante para tener en cuenta si se quieres acentuar su mensaje o que sea algo sutil.

Señalética e identidad corporativa

Como ya hemos indicado, la señalética es un sistema de comunicación visual. En cuanto a la señalética corporativa, estos símbolos o signos, siguen en cuanto al diseño, una identidad corporativa, con estilos, colores e incluso logotipos propios de la empresa.

Esta señalética puede ser muy variada, dependiendo de las diferentes funciones que deseamos que cumplan. Existen diferentes tipos:

  • Identificativa: Ayudan al usuario a identificar y ubicar zonas concretas en un espacio. Por ejemplos los servicios públicos de un restaurante o la salida de emergencia en un gimnasio.
  • Orientativa: Ayuda a que el público pueda situarse dentro de un mapa o plano. De uso muy útil en aeropuertos u hospitales.
  • De dirección: Son principalmente flechas, que pueden tener formas y colores variados acordes al lugar o empresa donde se sitúen.
  • Informacional: Informan al publico sobre su entorno. Tienen concordancia con las orientativas, ya que su función y ubicación son muy similares.
  • Regulativas: Indican al usuario zonas prohibidas o restringidas. Almacenes, lugares solo para empleados u oficinas sin atención al público son los lugares más utilizados.
  • Decorativa: Su uso es exclusivamente decorativo, pero ayudan a personas a ubicarse, como por ejemplo en un restaurante a la hora de colocar a los invitados en una boda.

La señalética publicitaria se utiliza para delimitar espacios de interés, indicar donde se encuentran ciertos productos y para llamar la atención en promociones. Este tipo de señalética suele ser muy cambiante y suele estar presente en espacios cortos de tiempo, ya que se rige por el producto y su movimiento de temporada.

(Foto: deltaterra.com.ar)

Señalética de accesibilidad universal

Una de las necesidades más importantes es que la accesibilidad de la señalética esté presente y se adapte a personas invidentes o con movilidad reducida. Su ubicación y características deben ser muy específicas y deben cumplir una serie de requisitos.

  • El mensaje debe ser claro, legible, con tipografía sencilla, escrito en diferentes idiomas e inclusivo.
  • Las flechas y pictogramas deben ser consistentes, con proporciones claras y armonía.
  • Los contrastes de color deben ser muy claros, ya que es fundamental para personas con visión reducida.
  • El Braille debe tener un tamaño considerable y con altorrelieve para poder ser leído sin dificultad. Debe estar colocado a una altura accesible para individuos de cualquier edad.
  • Por último, es importante añadir señalización podotáctil, advirtiendo de peligros y obstáculos en el camino.

Diseñar para todos: diseño inclusivo universal y packaging inclusivo

Diseño inclusivo, diseño para todos, diseño universal, son conceptos que cada día aparecen con más frecuencia e importancia en las diferentes escuelas de diseño. Su utilidad está siendo más importante con el paso del tiempo, ya que hay más conciencia a la hora de tener en cuenta a las personas con discapacidad y facilitar su accesibilidad. Se pretende que sean más accesibles o tengan la capacidad de poder llegar y ser usados por más personas

Diseño Inclusivo vs diseño universal

Diseño inclusivo y diseño universal son dos conceptos iguales que viene a reflejar lo mismo. Ambos se refieren a la posibilidad de que un diseño pueda llegar a toda la población, o un número muy alto de ella, sin importar su sexo, habilidad, capacidad o raza. Su objetivo al final es poder facilitar la accesibilidad de los usuarios.

El diseño inclusivo consiste en ayudar a escalar un producto o servicio haciendo que la solución sea útil para muchas más personas, incluidas comunidades con alguna discapacidad. No se trata de hacer diseños específicos, sino de crear diseños donde quepa más gente para su uso y disfrute.

Las características de un diseño inclusivo son:

  • Que tenga un uso justo, útil y vendible a personas con capacidades diferentes.
  • Que tenga un uso flexible y adaptable a preferencias y habilidades de cada persona.
  • Que tenga un diseño simple y uso intuitivo, teniendo facilidad de entendimiento.
  • Que la información sea muy sencilla y perceptible por el usuario.
  • Que la utilización sea eficiente y cómoda con muy poca fatiga a la hora de su utilización.

Packaging inclusivo

El packaging inclusivo pretende hacer accesible un producto a cualquier persona. La principal acción a la hora de crear un nuevo packaging es mejorar su experiencia de uso. Envases atractivos, de fácil consumo, pero en los cuales cada vez se hace más hincapié en que también sean accesibles.

Cuando se comienza el proceso de diseño de un producto, y se desarrollan nuevos diseños de packaging, para que puedan ser lo más inclusivo posible, se deben tener en cuenta una serie de factores:

  • El envase se debe adaptar a las necesidades del consumidor.
  • Diversidad de usuarios con diferentes capacidades, tanto físicas y cognitivas como sensoriales y culturales.
  • Tener presente que las capacidades de los usuarios cambian con el tiempo.

A la hora de crear un packaging específico se deben tener en cuenta los tipos de población. Por ejemplo, para tercera edad se requieren envases adaptados, que tengan fácil apertura, lectura y transporte. En caso de que sea población con algún tipo de discapacidad, el braille en el etiquetado o los envases ergonómico y sensoriales son características que también se deben tener en cuenta.