Diseñar para todos: diseño inclusivo universal y packaging inclusivo

Diseño inclusivo, diseño para todos, diseño universal, son conceptos que cada día aparecen con más frecuencia e importancia en las diferentes escuelas de diseño. Su utilidad está siendo más importante con el paso del tiempo, ya que hay más conciencia a la hora de tener en cuenta a las personas con discapacidad y facilitar su accesibilidad. Se pretende que sean más accesibles o tengan la capacidad de poder llegar y ser usados por más personas

Diseño Inclusivo vs diseño universal

Diseño inclusivo y diseño universal son dos conceptos iguales que viene a reflejar lo mismo. Ambos se refieren a la posibilidad de que un diseño pueda llegar a toda la población, o un número muy alto de ella, sin importar su sexo, habilidad, capacidad o raza. Su objetivo al final es poder facilitar la accesibilidad de los usuarios.

El diseño inclusivo consiste en ayudar a escalar un producto o servicio haciendo que la solución sea útil para muchas más personas, incluidas comunidades con alguna discapacidad. No se trata de hacer diseños específicos, sino de crear diseños donde quepa más gente para su uso y disfrute.

Las características de un diseño inclusivo son:

  • Que tenga un uso justo, útil y vendible a personas con capacidades diferentes.
  • Que tenga un uso flexible y adaptable a preferencias y habilidades de cada persona.
  • Que tenga un diseño simple y uso intuitivo, teniendo facilidad de entendimiento.
  • Que la información sea muy sencilla y perceptible por el usuario.
  • Que la utilización sea eficiente y cómoda con muy poca fatiga a la hora de su utilización.

Packaging inclusivo

El packaging inclusivo pretende hacer accesible un producto a cualquier persona. La principal acción a la hora de crear un nuevo packaging es mejorar su experiencia de uso. Envases atractivos, de fácil consumo, pero en los cuales cada vez se hace más hincapié en que también sean accesibles.

Cuando se comienza el proceso de diseño de un producto, y se desarrollan nuevos diseños de packaging, para que puedan ser lo más inclusivo posible, se deben tener en cuenta una serie de factores:

  • El envase se debe adaptar a las necesidades del consumidor.
  • Diversidad de usuarios con diferentes capacidades, tanto físicas y cognitivas como sensoriales y culturales.
  • Tener presente que las capacidades de los usuarios cambian con el tiempo.

A la hora de crear un packaging específico se deben tener en cuenta los tipos de población. Por ejemplo, para tercera edad se requieren envases adaptados, que tengan fácil apertura, lectura y transporte. En caso de que sea población con algún tipo de discapacidad, el braille en el etiquetado o los envases ergonómico y sensoriales son características que también se deben tener en cuenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *