Tecnologías utilizadas en el neuromarketing PARTE 1

En los últimos años hemos observado el surgimiento de una nueva tendencia de marketing: el neuromarketing. Cada vez más marcas utilizan el neuromarketing para aumentar sus ventas. Se ha demostrado que la mayoría de las compras se hacen inconscientemente.

Neuromarketing que es y para qué sirve

El término neuromarketing proviene de la contracción de dos palabras: neurociencia cognitiva y marketing.

El Neuromarketing se sitúa entre la neuroeconomía y la investigación de mercados. Su objetivo es crear nuevas estrategias y herramientas utilizando métodos neurocientíficos. Se basa en el principio de que una decisión de compra está influenciada principalmente por las emociones y se basa en mecanismos inconscientes, más que en la reflexión lógica.

Fue a principios de los años 2000 cuando vimos las primeras experiencias con el neuromarketing. La más famosa es la experiencia con las marcas Coca Cola y Pepsi. El propósito de este estudio fue comparar las reacciones de los consumidores a dos productos diferentes.

Por un lado, el investigador, les da a probar a los sujetos participantes en el estudio una muestra de ambas bebidas, sin que se reconozca la marca de cada una de ellas. El resultado del ejercicio: la mayoría de la gente dice que prefiere Pepsi. Por otro lado, el investigador realizó el mismo experimento, con una única variación:  la gente conocía ambas marcas. Resultados: La mayoría de la gente dijo que prefería Coca Cola. Conclusión de esta experiencia: la imagen de marca tiene un efecto significativo en las emociones del consumidor.

El Neuromarketing se puede utilizar de diferentes maneras: adaptando su comunicación en función de los datos proporcionados por el cerebro para que sea más eficaz, o también, podemos medir las reacciones de los consumidores a un producto o marca utilizando la IRM= imagen por resonancia magnética.

Además, el Neuromarketing permite mejorar considerablemente las técnicas de marketing que conocemos actualmente. De hecho, permite establecer una mejor imagen de la decisión de compra de un consumidor de una manera más concreta y precisa que con simples estudios cuantitativos o cualitativos. Por ejemplo, los cuestionarios tienden a estar distorsionados porque las respuestas proporcionadas por el consumidor no son lo que realmente piensan, puede estar influenciado por diferentes factores que cambiarán las opciones y las respuestas a los cuestionarios.

Neuromarketing estrategias de ventas

El Neuromarketing se aplica en muchas tiendas para despertar en el cliente emociones y sensaciones que al final tienen como objetivo promover el acto de comprar.

Todas las estrategias de marketing se basan en la escritura de guiones. De hecho, hoy en día el cliente busca una experiencia, ya no vendemos un producto o servicio por sus cualidades, sino que lo vendemos todo por la emoción que despierta en el comprador.

Por ejemplo, en «Abercrombie & Fitch» encontramos un ambiente de discoteca, con un perfume fuerte, una música viva. Todo se hace para que los consumidores olviden el precio y el producto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *