Las redes sociales facilitan fidelidad en el cliente, pero no las ventas a corto plazo

DSC03626El pasado 4 de julio tuvo lugar en la Sede Universitaria de CAMON la conferencia sobre “Cómo crear una estrategia de social media para tu empresa”, dirigida por Noel Carrión, profesor del Máster Ejecutivo en Community Manager y Dirección de Redes Sociales en la Empresa, impartido en la Universidad de Alicante. La ponencia estaba orientada hacia cómo llevar a cabo una buena estrategia en redes sociales que consigan potenciar la marca de nuestra empresa. Para ello se contó con la participación de los también profesores del máster Juan Sobejano, Maite Vañó y Patricia Salgado, quienes incidieron en la importancia de dividir nuestra estrategia en tres fases: planificación y estudio previo, ejecución de nuestro plan y medición de los resultados obtenidos.

El primer paso a la hora de iniciar una acción de marketing en redes sociales, según aseguraban los ponentes, es determinar los objetivos. Preguntarnos por qué queremos estar en Internet. Y según los horizontes que nos marquemos tendremos que optar por un canal u otro. Según aseguraba el especialista en Planificación y Estudio Previo en Redes Sociales, Juan Sorejano, existe la creencia generalizada de que Internet y los medios sociales son la mejor opción a la hora de vender un producto, en lugar de aprovechar las infinitas oportunidades que ofrece el medio para mejorar nuestro negocio, más relacionadas con la innovación, o el desarrollo de la comunicación con nuestros clientes. Es precisamente en este proceso de comunicación donde radica la importancia de establecer una buena planificación del mismo, en la que nos centraremos en los siguientes aspectos: definición de mi producto, conocer qué características del mismo son importantes para mi cliente, analizar la competencia y en función de todo lo anterior, determinar las redes sociales que nos permitan llevar a cabo la estrategia.

A continuación pasaremos a la fase de la Ejecución y Coordinación. Ahora de la mano de la profesora Maite Vañó, nos centraremos en la selección de las redes sociales de las que nos vamos a servir, en función del grado de adecuación a los objetivos que nos hemos marcado. Un aspecto igual de importante que la selección de dichos canales es la figura del Community Manager, en quien delegaremos esta actividad. Sin embargo, según afirmaba la docente, deberemos tomar conciencia de que las redes sociales son una herramienta óptima, no tanto para la venta de nuestro producto sino para crear fidelidad con nuestro cliente. Una vía para facilitar la comunicación directa con nuestro target y poder atender a sus necesidades de manera rápida y eficaz, y es que la experiencia del cliente con nuestro producto actuará como un potente instrumento de difusión de la marca, en el momento en el que éste comparta su experiencia con sus contactos. Es decir, se trata de generar viralidad, donde el cliente es el principal actor en la popularización de nuestro nombre empresarial. La experta en Social Media aludió a la necesidad de establecer una programación que determine las redes sociales en las que deberemos estar presentes, así como la selección de aquellos contenidos que tendremos que publicar, y la frecuencia de actualización. Es una forma de que nuestros clientes tengan constancia de la información a la que podrán acceder si entran a nuestras canales de comunicación, y que tengan la certeza de que cada vez que sientan la necesidad, tendrán una persona detrás de Facebook o Twitter que responderá a sus dudas. Todo ello deriva hacia la vital exigencia de que nuestros profesionales de Community Manager cuenten con la formación necesaria para poder gestionar la información.

Patricia Salgado, especializada en analítica web, se encargó de desgranar las claves para llevar a cabo una buena medición de los resultados generados con nuestro plan de marketing, con la finalidad de mejorar aquellos aspectos que no hayan sido efectivos. Desde el número de visitas en nuestras redes sociales, el tiempo de permanencia o número de descargas, todos los movimientos en Internet son cuantitativamente evaluables, y son estos medidores los que mejor nos van a asesorar a la hora de modificar determinados aspectos que deberán traducirse en resultados positivos para nuestros medios sociales. Para ello, una herramienta que nos va a facilitar el trabajo es Google Analytics. Un instrumento que nos permite comprobar si la estrategia que estamos siguiendo es realmente efectiva. La finalidad última de nuestra estrategia de marketing es crear una intención de compra. Y es precisamente Google Analytics quien nos ayudará a determinar, mediante el análisis de la conversión, a detectar si este propósito se está cumpliendo.

La jornada dirigida por los cuatro docentes especialistas en los distintos sectores de Social Media, nos sirvió como una completa guía para gestionar de manera óptima las posibilidades que ofrecen las redes sociales como principal arma para potenciar la difusión de nuestra empresa. Y para conseguirlo no debemos olvidar estar siempre atentos a los últimos avances en el sector digital, porque en ellos puede que se escondan las herramientas que permitirán el éxito de nuestra empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *