El color de la marca…

Los colores son omnipresentes, miremos donde miremos los encontraremos. Todo está hecho de color, ahora bien, que una persona sea de color es por cuestión genética, que Coca-Cola  sea de color rojo, no es una casualidad natural.

Los colores están asociados a emociones y a estados de ánimo, están cargados de información procedente de todos los aspectos en los que se hallan. En este universo de tonalidades, la publicidad, que siempre tiene que estar de vuelta de todo, y por supuesto sabiendo captar la atención en cada momento, es normal que se esfuerce en cómo manejar la vivencia del color sobre cada producto.

La atención de las personas es muy limitada, además este hecho unido a la sobresaturación comercial que vivimos, da como resultado que la mejor manera de focalizar esa pequeña atención sea mediante el uso del color. Cada canal de comunicación, ya sean Webs, blogs, logos, incluso elementos arquitectónicos, pueden ser fuentes de vivencias positivas o negativas, de ahí la gran importancia de la correcta elección del color.

Pensemos en el color de marcas reconocidas, Vodafone asociada estrechamente al rojo, Heineken al color verde, Movistar al azul, Barbie al rosa, y con ellas una larga lista de etcéteras.

Entre todos los atributos de un producto, uno de los elementos fundamentales es el color, sin embargo, hay que tener muy presente que la significación de los colores no es internacional, sino que por el contrario varía dependiendo de la cultura; por ejemplo, en Reino Unido, el rojo está asociado a clases bajas y su uso hace pensar que es demasiado estridente, y de escaso gusto estético.

Por otra parte, hay colores que desde un punto de vista psicológico, indican actividad y dinamismo, como son el rojo y amarillo, razón por la cual se utilizan en los restaurantes de comida rápida. Existen colores que para esta misma industria no son recomendados, porque están asociados a la falta de apetito, como es el color azul, pero si se trata de programas dietéticos, es perfecto.

Para mujeres se aconseja de forma general el uso de colores pastel, mientras que para hombres es mejor el uso de colores con tonalidades más fuertes.

En televisión, muchas marcas sobre todo de perfumes, optan por crear su mensaje en blanco y negro, que aunque su uso en ocasiones esté ligado a la tristeza, también aumenta la intensidad de la sobriedad, la sensualidad y la elegancia.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=mGs4CjeJiJQ[/youtube]

Nada está hecho por casualidad, todo significa, transmite y comunica, y el color lo hace de forma enérgica. Nunca hay que seleccionar los colores al azar y menos cuando se pretende conseguir unos objetivos comerciales, un error en la elección del color puede dar lugar al quebrantamiento de su éxito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *