El “fast content” qué es y por qué es una tendencia para este 2019.

Vivimos en la era digital desde hace muchos años y los estudios no paran de confirmarlo. Últimos informes de la AIMC afirman que un casi un 93% de los internautas navegan por Internet a través de un Smartphone. Y es por eso por lo que el “fast content”, contenido rápido y también efímero, se está popularizando a una velocidad vertiginosa, dando el salto a que los anunciantes lo aprovechen para llegar a un mayor número de consumidores mediante estos micro-momentos.

Fast content

Snapchat apareció en 2011.

La primera plataforma que creó una comunidad en la que se compartía contenido rápido y efímero fue Snapchat, en 2011. Ahí los usuarios pueden compartir fotos o vídeos a sus historias que duran solamente 24 horas o pueden mandarlos directamente a sus contactos y esos mensajes desaparecen una vez que han sido vistos. Los grandes editores estadounidenses vieron ya en ese momento la oportunidad de presentar contenidos de manera diferente diariamente y empezaron a explotar sus posibilidades.

Poco después, en 2016, Instagram vio el potencial de esa manera de compartir contenido y creó sus propias “Instagram Stories” que terminaron por desbancar a Snapchat en su propio terreno. De hecho, ahora hay historias por todas partes, en Facebook, Whatsapp, Youtube… y todas tienen las mismas características: son cortas y efímeras. Fast content

Ahora esas historias tienen filtros, efectos, máscaras que cambian el aspecto de tu cara, gifs… todo lo necesario para poder crear “fast content” pero atractivo que atrae visitas a los perfiles de los usuarios.

Los anunciantes obviamente han sabido explotar el “fast content” para sacar beneficio, pero el problema que tienen es la gran saturación de contenidos que hay en todas partes.  Cada vez es más difícil destacar entre la multitud y es por eso por lo que ahora prima la creatividad y la innovación a la hora de hacer las cosas para ser el ganador en la batalla por la atención de los consumidores.

Es un formato muy interactivo y que genera engagement con los consumidores si consigue captar su interés. Y tiene dos objetivos principales:

  • Que el usuario haga algo: suscribirse, visitar la web, seguir la cuenta…
  • Generar engagement: invitar al consumidor a seguir los contenidos que hace cierta marca y convertirlo en un “fan”.

Lo mejor de estas plataformas es que permiten una gran segmentación que facilitan a los anunciantes llegar a su target de manera eficiente. Es una gran ventaja poder dirigir las campañas de social media a colectivos delimitados de los que esperamos una buena respuesta. 

Google también se ha sumado a la moda y está implantando las AMP Stories, que aparecerán en el propio buscador cuando busquemos una noticia. Son contenidos que crean diferentes editores como CNN, Conde Nast, The Washington Post… y presentan las noticias de una forma mucho más visual e interactiva con la finalidad de llegar a unos consumidores que requieren contenidos inmediatos y fáciles de leer.

El “fast content” es sin duda un tipo de contenido que será tendencia este año 2019 sobretodo por la facilidad de llegar a los consumidores, los resultados que da y lo atractivo que es.

¿Cómo consume España las redes sociales?

redes socialesTodos los años, hacia el mes de marzo, la agencia internacional We Are Social saca a la luz un importante estudio en el que analiza el uso de internet y las redes sociales en un total de 30 países, por supuesto España se encuentra entre las naciones examinadas.

El planeta que habitamos tiene una población total de 7.200 millones de habitantes. Según el citado estudio, de toda la población mundial casi la mitad, concretamente 3010 millones de personas, tienen acceso a internet y 2078 utilizan a diario las redes sociales -1.684 lo hacen desde dispositivos móviles-.

Por su parte, España es uno de los países donde más personas acceden a las redes sociales. De los 35,7 millones de internautas que hay en nuestro territorio, 22 utilizan e interactúan cotidianamente con las nuevas fórmulas de comunicación social. Si desgranamos cuáles son las redes sociales que más se consumen, observamos que Whatsapp es la más utilizada, seguida por Facebook, que está por delante de Twitter e Instagram.

redes socialesSegún un estudio realizado por la Universidad Internacional de Valencia (VIU), los españoles invertimos de media 2 horas diarias en el uso de Redes Sociales lo que sitúa la tasa de penetración de estos canales de comunicación en una de las más altas a nivel mundial.

Igualmente, la tasa de penetración en los dispositivos móviles también es de las más altas del mundo en nuestro país, con un total de 50’3 millones de usuarios (el doble que la media internacional).

Cabe destacar que, las tareas en las que más tiempo gastamos los españoles a la hora de utilizar nuestros móviles inteligentes son: acceso a servicios de mensajería instantánea (51%), consulta de mapas (39%) y consumo de vídeos (38%).

redes socialesLo cierto es que internet se ha convertido en un elemento esencial en nuestras vidas y, según los expertos en tecnología, nuestra sociedad se dirige hacia el llamado “Internet de las cosas”, un concepto que nació en el Instituto Tecnológico de Massachusetts en el año 2009. Esta concepción plantea una revolución en las relaciones entre los objetos y las personas, que tiene como objetivo facilitar la vida de los humanos mediante la tecnología.

¿Te imaginas un frigorífico que te avise de la fecha de caducidad de los alimentos que contiene dentro, o que los inodoros analicen tu orina y te recomienden la dieta alimentaria que más te conviene seguir? Estas son simplemente algunas de las posibles aplicaciones de lo que se conoce como el “Internet de las cosas”.

Juan Manuel Sánchez Cañestro.

La importancia de cuantificar en Redes Sociales / The importance of quantifying in Social Networks

Click here to read the article in English

cuantificar2

¿Por qué deberíamos cuantificar las interacciones de nuestros seguidores en las redes sociales? Al igual que una empresa  en la vida “real” conoce el comportamiento de sus clientes respecto a su negocio, en las redes sociales nos relacionamos con ellos de una forma más rápida y directa por lo que podemos ver, a través de aquello que publica nuestra empresa, cuál es la reacción de nuestros clientes o seguidores. De este modo obtenemos información de primera mano sobre el contenido que más interesa a nuestros fans y cuáles son sus gustos y preferencias.

Por otra parte tenemos la posibilidad de conocer las características socio-demográficas de nuestros fans como la edad, el sexo o el lugar de procedencia de los usuarios que nos siguen, lo que proporciona una gran ventaja respecto a aquello que esperan nuestros clientes de nosotros, por ejemplo, publicar en los idiomas mayoritarios de los fans, adecuar el contenido a la edad de los seguidores, etc.

cuantificar1

Podríamos estar hablando de un estudio de mercado virtual, ya que gracias a cuantificar las redes sociales obtenemos información muy valiosa sobre el sector, sobre la competencia y sobre qué hacer para diferenciarnos.

Para esto existen diversas herramientas como Google Analytic, Fanpagekarma o Tweetstats entre otras. Todas ellas ayudan a observar el comportamiento de los seguidores de la página y ver la evolución de las páginas que se administran.

Pero estas plataformas tan solo nos dan una visión cuantitativa por lo que medir el comportamiento de los usuarios en las redes sociales no es una tarea fácil, cuesta cuantificar datos que son puramente cualitativos como son los gustos o las preferencias, sobre todo a través de los  me gusta o fans que tenga una página. Por tanto, en las redes sociales no se trata de quién tenga un mayor número de seguidores  si estos no se muestran  interesados en el producto, ni son usuarios activos. Cuantificar3Las interacciones que tienen los distintos posts dan una información más valiosa que la que puede dar el hecho de subir o bajar el número total de fans en una página. Cuando una persona comparte o da me gusta a una publicación está dando a conocer una parte de sus gustos y preferencias, como publicó un reciente estudio sobre cómo se puede llegar a elaborar un perfil psicológico de los usuarios a través de las interacciones en Facebook.

 

 

 

Alexandra Arjona

Read the article in English

cuantificar2

Why should we quantify the interactions of our followers on social networks? As a company in “real” life knows the behavior of its customers regarding its business, we can relate to them more quickly and directly with social networks so we can see through what we publish, and what the reactions of our customers and followers are. Thus, we obtain firsthand information of the more interesting content to our fans and what their preferences are.

Moreover we have the possibility of knowing the socio-demographic characteristics of our fans like age, sex or place of origin of users who follow us, which provides a great advantage over what our clients expect from us, for example, publishing in majoritarian languages of the fans, adapting the content to the age of the followers, etc.

cuantificar1We could be talking about a virtual market study, and thanks to quantify social networks we obtain valuable information about the industry, competition and what to do to differentiate ourselves.

To do this there are several tools such as Google Analytics, Fanpagekarma or Tweetstats among others. They all help to observe the behavior of the followers of the page and see the evolution of pages administered by us.

However these platforms just give us a quantitative view so measuring the behavior of users in social networks is not an easy task, quantifying data that is purely qualitative such as tastes or preferences is difficult, especially through the “likes” or fans that a page have. Cuantificar3Therefore, social networking is not about who has more followers if they are not interested in the product and are not active users. The interactions with the different posts give more valuable information than this one that can be given by the increase or decrease of the total number of fans on a page. When a person shares or says “I like” a publication he is releasing some of their tastes and preferences, as reported by a recent study about how to craft a psychological profile of users through interactions on Facebook.

 

Alexandra Arjona

 

Google Glass, la próxima revolución en publicidad

Google nos tiene acostumbrados a grandes innovaciones y lanzamientos, ya sorprendió a la industria publicitaria en 2003 con Google AdSense y Google  AdWords, unos productos que, en esencia, ofrecen a anunciantes la posibilidad de obtener ingresos mediante la inserción de anuncios en sus sitios web.

Diez años más tarde, Google lanza Google Glass para desarrolladores de Google I/O por 1500$.  Se trata de unas gafas de realidad aumentada cuyo objetivo es cumplir la función de un teléfono con acceso a Internet sin utilizar las manos, únicamente a través de órdenes de voz. Así, este mecanismo permite por ejemplo tomar instantáneas de lo que se ve, compartir imágenes, obtener información de lugares de interés como la altura del puente de Brooklyn, o direcciones y distancias de manera inmediata a golpe de voz.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=v1uyQZNg2vE[/youtube]

Estas gafas inteligentes, que a pesar de haber sido ya patentadas por Google no estarán a la venta hasta 2014, se posicionan en la actualidad aunque de manera latente, como el futuro objeto de deseo para anunciantes debido al gran potencial que ofrecen sus posibilidades.

Google Glass, Símbolo, Símbolo Ingenio Creativo, blog, post, anunciantes

A través de su capacidad de seguimiento visual, las Google Glass aplicadas a la publicidad podrían proporcionar a los anunciantes información sobre qué anuncios son vistos por su público, la cantidad de veces que cada uno de ellos son visualizados y, aún más importante y atractivo: la reacción que los anuncios provocarían en los consumidores. Esto se hace posible a través de un sensor de dilatación ocular integrado en el mecanismo de seguimiento, por el cual a mayor nivel de dilatación se podría concluir en una mayor intensidad en la activación de un estímulo y, por consecuencia, en la generación de un mayor impacto.

Aunque todavía hay mucho por descubrir de este producto en desarrollo, de lo que no hay duda posible es de que estas gafas, comercializadas de manera masiva -reto que Google llevará a cabo a partir del año próximo-, generarían para las marcas información detallada y con un alto porcentaje de efectividad debido a la misma rigurosidad científica del método: se evitarían las subjetividades derivadas de la comunicación y la reacción del público respecto a las productos quedaría probada a través de la misma respuesta física que estos producen.

Sea como sea, de momento habrá que esperar al menos hasta el 2014 para ver la reacción del público con este producto que parece revolucionario. ¿Qué piensas?, ¿te gustaría hacerte con ellas?