Dziga Vertov llega al Reina Sofia

Dziga Vertov fue un pionero de la imagen en movimiento, de eso queda poca discusión. Lo innovador en su forma de pensar el cine y el video, el adentrarse en conceptos tales como la cámara como prótesis del cuerpo, la experimentación con la edición y el montaje de la película, cuando todo se hacía y construía de manera manual, hacen de este autor un indispensable para la revisión de cualquier amante del séptimo arte.

Dziga Vertov: la experimentación con la edición y el montaje de la película, cuando todo se hacía y construía de manera manual, hacen de este autor un indispensable para la revisión de cualquier amante del séptimo arte.

Dziga Vertov. El hombre de la cámara. Película, 1929

Dziga Vertov. El hombre de la cámara. Película, 1929

Según Giles Deleuze, las películas de Vertov eran  “un ojo en la materia, una percepción tal y como es en la materia”. No es de extrañar que grandes pensadores de la época vieran en su obra reflejadas muchas de las nuevas corrientes del pensamiento, algunas de ellas demasiado adelantadas a su tiempo.

A partir del dos de octubre, podemos disfrutar del ciclo audiovisual que rememora la obra de Vertov, volver a ver en la gran pantalla sus “películas objeto”. Una oportunidad que no podemos desaprovechar los amantes del cine en mayúsculas. Según la publicación del museo, haciendo referencia a la parte más activista de la obra del cineasta ruso:

Forjando películas “con nuestras manos desnudas”, con estas palabras describía Vertov la actividad de los Kinocs, colectivos fílmicos articulados en torno al cineasta, cuyo trabajo evolucionó rápidamente pasando por varias fases y asumiendo diversos formatos que abarcaban desde cortometrajes de propaganda animada y películas de agitación montadas en trenes hasta documentales etnográficos y líricas “sinfonías  urbanas”. Formado en música y psicotécnica, Dziga Vertov se acercó a cada proyecto con el entusiasmo y la ingenuidad de un autodidacta, reinventando las posibilidades técnicas del medio y descubriendo las nuevas conjunciones sinestésicas que ofrecía la emergente tecnología fílmica. La teoría del Cine-Ojo, formulada por el autor, defendía la mayor objetividad posible. Rechazaba el guion, la escenografía o los actores profesionales. La idea de Vertov era la de buscar el cine en su estado más puro, siguiendo la máxima de que la cámara capta mejor la realidad que el propio ojo humano. Incluso hoy en día sus películas revelan lógicas experienciales de carácter materialista y abstracto sin precedentes. En el conjunto de la obra fílmica de Dziga Vertov, el materialismo y el cálculo metafísico convergen bajo el signo de un compromiso político, aunque no partidista.

En este ciclo, se pretende revisar la obra del autor y recontextualizarla, por lo que presenta una serie de sus largometrajes junto con distintos documentales del primer audiovisual soviético. Los kulturfilme, o documentales educativos de la unión soviética, realizados por autores como Kuleshov, Pudovkin, obras de ficción de directores como Shub y Kaufman, y los experimentales de la mano de Vertov y otros como Vladimir Erofeev, Roman Karmen y Zhemchuzhnyi entre otros, generan una suerte de debate a la hora de confrontar las ideas de Dziga Vertov y sus concepciones fílmicas sobre el registro de lo real y el factor indexical del cine de principios de siglo XX.

Este programa abarca nada más y nada menos que 30 sesiones, de las cuales podéis encontrar toda la información en el siguiente enlace: http://www.museoreinasofia.es/actividades/dziga-vertov-ojo-materia

Desde Símbolo Ingenio Creativo nos complace hacernos eco de este ciclo que aterriza en la capital, porque amamos y glorificamos la imagen en movimiento, es parte de nuestro ADN. Para todos aquellos que no puedan asistir, aquí os dejamos dos de sus obras maestras, A man with a movie camera (1929) y Enthusiasm (1931). Larga Vida al cine!

MAN WITH A MOVIE CAMERA

ENTHUSIAMS

 

5 museos de diseño que hay que visitar

Esta semana nosotros hacemos la selección de los museos must-see para cualquier amante de diseño. Si te gusta el diseño tienes que prestar atención a los siguientes 5 museos.

MOMA

Si algún día visitáis Nueva York, no olvidéis pasar por MOMA, uno de primeros museos de arte moderno del mundo. The Museum of Modern Art (el Museo de Arte Moderno) fue creado en 1929 y desde entonces se ha convertido en una de las más importantes curiosidades de la ciudad y el tercer museo con mayor número de visitas en los Estados Unidos.

MOMA en Nueva York

El museo es hogar de miles de obras, empezando por helicópteros y coches deportivos y acabando por muebles y vajillas y. Los amantes del diseño gráfico pueden disfrutar de las colecciones de tipografías, textos, carteles e imágenes, dibujos digitales y en papel, fotografía y cinematografía.

Design Museum

De Nueva York movemos a Londres para conocer otro museo destacado. El Design Museum buscó su nuevo hogar en Holland Park y el mismo edificio es en sí obra de arte contemporáneo. El museo ofrece a su público exhibiciones temporales y exhibiciones permanentes gratuitas con el nombre de Designer Maker User, donde se presentan casi 1000 objetos de diseño de los siglos XX y XXI vistas a través de los ojos de un diseñador, manufacturero y usuario.

Museo del Diseño de Barcelona

El Museo de Diseño de Barcelona es “el museo de las artes del objeto y del diseño”. En su colección están integradas las obras de cuatro museos: Museu de les Arts Decoratives (artes decorativas y diseño industrial), el Museu de Ceràmica (cerámica), el Museu Tèxtil i d’Indumentària (textil e indumentaria) y el Gabinet de les Arts Gràfiques (artes gráficas).

Museo del Diseño de Barcelona

El museo presenta 70.000 objetos dotados desde el siglo IV hasta actualidad que concentran en el objeto de artes decorativas o artes aplicadas y todo lo que aporta o ha aportado este objeto, su concepto, creación, producción, uso y significado. Las colecciones de diseño que tiene el museo consisten en productos, gráficos y moda.

Bauhaus-Archive

Ubicado en Berlin, el Bauhaus-Archive posee una pieza increíble de arquitectura diseñado por Walter Gropius, fundador de una importante escuela de arquitectura, arte y diseño. Sus colecciones abarcan ejemplos inspiradores de muchas áreas del arte, incluso pinturas, diseños, esculturas y modelos. El museo tiene como objetivo coleccionar y presentar todos los documentos relacionados con las actividades y patrimonios culturales e intelectuales de escuela de arte Bauhaus así como la organización de exhibiciones.

Stedelijk Museum

El Stedelijk Museum en Amsterdam en un museo internacional dedicado al arte moderno y contemporáneo y al diseño. El museo ha hecho un enorme esfuerzo para uno de los museos de arte contemporáneo y diseño más innovadores e interesantes en el mundo.

‘Bañera’ de Stedelijk Museum en Amsterdam

Uno de los edificios del museo se abrió en 2012 y sorprende a los visitantes con su forma de bañera, cuya la entrada al edificio está ubicada entre dos patas de ésta.

La colección del museo cuenta con obras de artistas como Vincent van Gogh, Wassily Kandinsky, Ernst Ludwig Kirchner, Marc Chagall, Henri Matisse, Jackson Pollock, Karel Appel, Andy Warhol, Willem de Kooning, Marlene Dumas, Lucio Fontana y Gilbert & George entre otros.

Nosotros desde Símbolo Ingenio Creativo, como amantes de diseño, queremos recomendarte estos museos en caso de que tengas la oportunidad de visitarlos.