El “fast content” qué es y por qué es una tendencia para este 2019.

Vivimos en la era digital desde hace muchos años y los estudios no paran de confirmarlo. Últimos informes de la AIMC afirman que un casi un 93% de los internautas navegan por Internet a través de un Smartphone. Y es por eso por lo que el “fast content”, contenido rápido y también efímero, se está popularizando a una velocidad vertiginosa, dando el salto a que los anunciantes lo aprovechen para llegar a un mayor número de consumidores mediante estos micro-momentos.

Fast content

Snapchat apareció en 2011.

La primera plataforma que creó una comunidad en la que se compartía contenido rápido y efímero fue Snapchat, en 2011. Ahí los usuarios pueden compartir fotos o vídeos a sus historias que duran solamente 24 horas o pueden mandarlos directamente a sus contactos y esos mensajes desaparecen una vez que han sido vistos. Los grandes editores estadounidenses vieron ya en ese momento la oportunidad de presentar contenidos de manera diferente diariamente y empezaron a explotar sus posibilidades.

Poco después, en 2016, Instagram vio el potencial de esa manera de compartir contenido y creó sus propias “Instagram Stories” que terminaron por desbancar a Snapchat en su propio terreno. De hecho, ahora hay historias por todas partes, en Facebook, Whatsapp, Youtube… y todas tienen las mismas características: son cortas y efímeras. Fast content

Ahora esas historias tienen filtros, efectos, máscaras que cambian el aspecto de tu cara, gifs… todo lo necesario para poder crear “fast content” pero atractivo que atrae visitas a los perfiles de los usuarios.

Los anunciantes obviamente han sabido explotar el “fast content” para sacar beneficio, pero el problema que tienen es la gran saturación de contenidos que hay en todas partes.  Cada vez es más difícil destacar entre la multitud y es por eso por lo que ahora prima la creatividad y la innovación a la hora de hacer las cosas para ser el ganador en la batalla por la atención de los consumidores.

Es un formato muy interactivo y que genera engagement con los consumidores si consigue captar su interés. Y tiene dos objetivos principales:

  • Que el usuario haga algo: suscribirse, visitar la web, seguir la cuenta…
  • Generar engagement: invitar al consumidor a seguir los contenidos que hace cierta marca y convertirlo en un “fan”.

Lo mejor de estas plataformas es que permiten una gran segmentación que facilitan a los anunciantes llegar a su target de manera eficiente. Es una gran ventaja poder dirigir las campañas de social media a colectivos delimitados de los que esperamos una buena respuesta. 

Google también se ha sumado a la moda y está implantando las AMP Stories, que aparecerán en el propio buscador cuando busquemos una noticia. Son contenidos que crean diferentes editores como CNN, Conde Nast, The Washington Post… y presentan las noticias de una forma mucho más visual e interactiva con la finalidad de llegar a unos consumidores que requieren contenidos inmediatos y fáciles de leer.

El “fast content” es sin duda un tipo de contenido que será tendencia este año 2019 sobretodo por la facilidad de llegar a los consumidores, los resultados que da y lo atractivo que es.