Tecnologías utilizadas en el neuromarketing PARTE 2

Neuromarketing estrategia digital

El Neuromarketing también se puede aplicar en estrategias digitales. De hecho, gracias a diferentes técnicas podemos analizar la efectividad de una página web o de un anuncio en Internet.

Podemos utilizar una resonancia magnética que es bastante cara o la técnica del electroencefalograma (EEG), que nos permite tener imágenes del cerebro y también nos da una idea de la emoción del usuario cuando mira la publicidad, la imagen u otro medio.

Al analizar una página WEB, el objetivo es seguir el movimiento de los ojos de una página. Después de esto, es posible ver dónde están las áreas más vigiladas por un individuo para que se pueda colocar un anuncio en estas áreas si es posible.

El neuromarketing también ha permitido demostrar ciertos “trucos” para que el usuario quiera pasar al “acto de comprar”. Por lo tanto, se aconseja a las marcas que utilicen imágenes con personas o animales. Se ha demostrado que un individuo mira más a la imagen de una persona o de un animal. Del mismo modo, es preferible utilizar fuentes complejas que marquen la mente del consumidor.

Técnicas de neuromarketing

Todas las estrategias de marketing son posibles gracias a las diferentes técnicas, que permiten analizar y medir las emociones y reacciones de los individuos. He aquí algunos ejemplos de las técnicas utilizadas, algunas de las cuales ya ha leído en el artículo:

– IRM: Imagen de radiación magnética: visibilidad de todo el cerebro.

– EGG: Electro-Encefalograma: medición de campos eléctricos en la superficie del cerebro (auriculares y electrodos).

– Eye Tracking: análisis realizado con gafas que permiten ponerse en el lugar de los ojos del consumidor, acompañado de sensores cerebrales para saber qué criterios precisos atraen la mirada del consumidor en la estantería.

– Medición de la frecuencia cardíaca: Se mide el número de latidos en un intervalo de tiempo predefinido. El objetivo es identificar un aumento potencial en la atención de un sujeto a un estímulo específico.

– Medición de las reacciones electrodérmicas (ROJO): se trata de observar la rápida disminución de la resistencia eléctrica de la piel. Esto se debe a una reacción emocional en el sistema nervioso simpático. Una reacción electrodérmica que ocurre después de la presentación de un estímulo.

¿Qué pasa con la ética?

Muchas personas ven el neuromarketing como algo que va en contra de la ética humana. De hecho, el neuromarketing se percibe como una manipulación cerebral que permite introducir ciertos comportamientos.

Sin embargo, la legislación todavía no prohíbe el uso del neuromarketing, sólo se prohíbe el uso de estímulos subliminales: son estímulos cuya duración de presentación es suficiente para que sean percibidos por los órganos sensoriales y tratados por el cerebro, pero demasiado cortos (3ms) para que crucen el umbral de la conciencia. Por lo tanto, se trata de una cuestión de libre albedrío en esta técnica utilizada por las marcas.

En conclusión, el neuromarketing es una técnica que ofrece muchas ventajas a las empresas, en el sentido de que les permite conocer mejor a sus clientes y, por tanto, comprender mejor sus necesidades. Sin embargo, también plantea dudas, en cuanto al límite de esta técnica, ¿hasta dónde podemos llegar para manipular las mentes de los consumidores?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *