¿Que es el brand suitability?

En esta entrada vamos a hablar de un concepto en auge dentro del marketing, el brand suitability, partiendo desde otro concepto más conocido como es el brand safety.

 El brand safety

En el mundo del marketing, la seguridad de las marcas en las redes es un tema crucial para las empresas. Es importante saber por dónde circulan los anuncios, pues si aparecen en sitios inadecuados puede repercutir negativamente en la imagen de la marca y del anunciante.

En esta tesitura, la seguridad de la marca o brand safety se presenta como una serie de herramientas y recursos para ayudar a las empresas a controlar la circulación de la publicidad de sus marcas. Entre estos recursos podemos contar con filtros a las páginas web que contengan contenidos inadecuados como pueden ser la violencia, la pornografía o el terrorismo. También hallamos la creación de listas negras con las URLs de páginas no válidas para mostrar nuestra publicidad.

El Brand Suitability

Pero debemos tener clara una cosa: reconocer un entorno como “seguro” no garantiza en ningún momento que sea el sitio más provechoso para nuestra publicidad. Entramos entonces en el terreno de la idoneidad de la marca o brand suitability. Podemos considerar este concepto como una seguridad de marca novedosa y mejor adaptada a la esfera del marketing actual. Su objetivo no es solamente evitar que se asocie a las marcas con contenidos perjudiciales en entornos inadecuados, sino que la publicidad llegue a los lugares con mayor probabilidad de captar la atención del público objetivo.

Para conseguir esto, las empresas deben delimitar qué contenidos son positivos para la marca. El primer paso para lograrlo es estudiar el contexto en el que se quiere que se mueva la marca, es decir, crear unos estándares personalizados fuera de las antiguas recomendaciones del brand safety. Esto se debe a que las soluciones clásicas del brand safety tienden a simplificar y generalizar que son o no son contenidos adecuados.

Una vez establecidos unos estándares personalizados, las empresas pueden comprobar de primera mano si su publicidad se adecúa a los contenidos de las páginas web. De esta forma, las marcas cuentan con la seguridad de que las campañas publicitarias que planifiquen solo tendrán presencia en entornos idóneos.

Esto, al mismo tiempo que supone un aumento en la eficacia de la publicidad y en los beneficios para anunciantes y terceros, también repercute positivamente en el consumidor, al presentar una publicidad que es percibida por este como menos intrusiva e irrelevante.

En definitiva, podemos considerar el brand suitability como una evolución del brand safety que añade a sus competencias el poder planificar las campañas de publicidad centrándose en los entornos más adecuados para cada marca específica y su público objetivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *