ODS 8: Trabajo decente y crecimiento económico

Trabajo decente y crecimiento económico

ODS 8

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT),  en 2015, la tasa de desempleo apunta a 204 millones de personas en todo el mundo.

Esta tasa de desempleo  repercute en la economía a un nivel global, y por consiguiente unas condiciones de trabajo precarias, sin una igualdad de salario entre hombres y mujeres, jóvenes, personas con discapacidad e inmigrantes.

Hablando en datos, el 63% de las mujeres representan la parte activa, frente a un 94% de hombres.

Por ello, este objetivo quiere disminuir la tasa de desempleo, aumentando la productividad laboral, y conseguir unas condiciones de trabajo óptimas e igualitarias para todos con innovación en tecnología y aplicado políticas que fomenten medidas eficaces para conseguirlo.

El octavo objetivo de desarrollo sostenible propone una serie de metas para alcanzar de aquí al año 2030:

  • Aumentar los niveles de productividad económica a partir de nuevas tecnologías e innovación, y mayor uso de mano de obra.
  • Mejorar la producción y el consumo eficiente/sostenible de los recursos mundiales a través de políticas orientadas a la creación de puestos de trabajos decentes, fomentando la formalización.
  • Lograr el empleo decente y igualitario en remuneración  para mujeres, hombres, jóvenes y personas con discapacidad. También promover un entorno de trabajo seguro y sin riesgos, incluidos los trabajadores inmigrantes y personas con empleos precarios. Y poner fin a  la esclavitud y trata de personas, como la eliminación del trabajo infantil.
  • Promover el turismo sostenible, el cual promueve la cultura y los productos locales y cree puestos de trabajo. Y fomentar el acceso a los servicios financieros y bancarios seguros.

¿Cómo pueden los países ayudar con estos objetivos?

Los países debería de apoyar y favorecer las políticas que impliquen el uso de tecnologías, creación de empleo digno e igualitario para todo el mundo, así como la creación de nuevos negocios y apoyo a la pequeña y mediana empresa.

También fomentar el uso de recursos sostenibles con el medio ambiente y apoyar los productos locales.

Nosotros mismos podríamos ayudar no permitiendo que se den desigualdades en el trabajo de ningún tipo y apoyando los productos locales de nuestra zona.

¡Síguenos en nuestras redes sociales para no perderte nada!

http://simbolizate.com/

instagram: @simboloingeniocreativo

twitter: @simboloIC

facebook: SimboloIC

https://es.linkedin.com/company/s-mbolo-ingenio-creativo

https://www.pinterest.es/simboloic/

III Blogtrip de la uva de mesa embolsada del Vinalopó

Uva de mesa embolsada

Uva embolsada del Vinapoló

El pasado  3 de Noviembre de 2018, tuvimos la oportunidad de asistir al  III Blogtrip alrededor de la uva embolsada del Vinalopó, junto con compañeros de comunicación digital y periodistas.

Las jornadas se llevaron a cabo en una de las fincas, lo que nos hizo conocer y disfrutar de forma honesta como se trabaja con este producto. No sólo pudimos ver la recogida a mano en la propia vid, sino que también asistimos al almacén donde se selecciona esta fruta de forma manual y todos los controles de calidad exigidos por parte del Consejo Regulador de la D.O.P. para su comercialización.

Además el evento estuvo acompañado por un almuerzo con productos típicos de la zona, donde pudimos ver como se hace la  “gachamiga”, y probamos otros platos que incorporaba las uvas, viendo de esta manera todas las posibles recetas que se pueden hacer.

Todo lo que pudimos descubrir de la Uva de mesa del Vinalopó en el evento:

En primer lugar hay que dejar claro que es una variedad de uva que se consume mientras está fresca, al contrario que la uva que se utiliza para hacer vino o uvas pasas.

La uva de mesa del Vinalopó (Alicante), con denominación de origen protegida,  es la única uva que se cultiva protegida con un bolso de papel, concediéndole a la uva una piel más fina, con coloración más acentuada y mucho más sabor, ya que la protege de desastres meteorológicos.  Además esta técnica se realiza exclusivamente en Vinalopó. Lo que hace de esta fruta ser la mejor uva de mesa de España.

El territorio que compone  la denominación de origen de la Uva de Vinalopó se extiende a lo largo de siete municipios Agost, Aspe, Hondón de los Frailes, Hondón de las Nieves, La Romana, Monforte del Cid y Novelda.

En total existen siete variedades y es probable que dos de ellas os sean familiares:

  • Ideal: de racimo grande. Es la fruta que consumimos durante los meses de septiembre, octubre y noviembre.
  • Aledo: de grano mediano.  Se consume de noviembre a Enero. Y es la uva tradicional con la que se despide el año.

Un dato curioso  relacionado con la variedad Aledo que quizás no conocías es que en 1909, debido al exceso de producción de esta uva embolsada, los agricultores alicantinos asociaron el consumo de uva con la entrada del año nuevo, consiguiendo que a día de hoy en España sea una tradición para despedir el año.

Ahora que ya sabes porqué es uno de los alimentos más característicos de la dieta mediterránea, debes saber que además esta fruta tiene propiedades saludables, por ejemplo es rica en antioxidantes, baja en azúcares, y alto contenido en vitaminas, hidratos de carbono y fibra.

No olvides pasar por su web para más información.

Instagram: @crdopuvavinalopo

facebook: @CRDOPUvaEmbolsadaVinalopo

 

Uva embolsada

Uva embolsada del Vinapoló

ODS 7: Energía asequible y no contaminante

Para garantizar el acceso universal a una energía asequible, sostenible, segura y moderna  se necesita apostar por tecnologías y recursos menos contaminantes. A día de hoy el 13% de la población mundial no tiene acceso a este tipo de energías, seguras y modernas.

Una de las claves para solucionar este problema, serían las energías renovables.

Las energías renovables son la eólica, la hidroeléctrica, la solar, la geotérmica, la mareomotriz, la undimotriz y la biomasa.

Estas energías renovables se generan de manera natural y son prácticamente inagotables. Por eso son tan importantes para el planeta, ya que muchas de las que utilizamos a día de hoy son energías no renovables (como los combustibles fósiles: carbón, petróleo o gas natural) y aparte de ser muy contaminantes, son limitadas.

Por ello el séptimo objetivo de desarrollo sostenible propone una serie de metas para alcanzar de aquí al año 2030:

 

  • Conseguir el acceso universal, moderno, seguro y asequible a los servicios energéticos.
  • Aumentar la distribución de energías renovables y duplicar su tasa de eficiencia energética.
  • Mejorar la cooperación internacional, para poder invertir en tecnología y de esta forma ampliar las infraestructuras que prestarán servicios de calidad a nivel mundial.

 

¿Cómo podemos ayudar con estos objetivos nosotros mismos?

Quizás mantienes las luces de tu casa o del trabajo encendidas aunque sabes que aún queda luz solar fuera. ¡Apágalas y sube las persianas, aprovecha la luz del sol que es gratis!

Es genial que utilices regletas para cargar todos tus dispositivos, pero cuando no los estés utilizando apágala, no quieres gastar energía si realmente no la necesitas.

En invierno abrígate más cuando estés dentro de casa, así evitarás tener tan alta la calefacción. Y en verano, mantén las ventanas cerradas, de esta manera mantendrás el ambiente, así no tendrás que ponerlo tan fuerte o durante tanto tiempo.

Si además te gusta la tecnología y te consideras geek, puedes cambiar algunos de tus electrodomésticos o aparatos eléctricos, por algunos más nuevos, que gasten menos y que puedas controlar desde tu smartphone para saber en todo momento si están encendidos o apagados. A la larga notarás el ahorro económico y el menor consumo de energía.

¡Esperamos que puedas ponerlos en práctica y así ayudar al planeta!

 

ODS6 Garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos.

Agua y saneamiento:

La escasez de recursos hídricos y la mala administración del agua están afectando  negativamente en la salud mundial. El libre acceso al agua potable para todo el mundo y libre de impurezas traería consigo a largo plazo prevenir las enfermedades infecciosas y proteger la salud de las personas.

Hay que contemplar que el agua dulce es uno de los recursos más esenciales para la salud de las personas, es cierto que a día de hoy hay agua dulce para todo el mundo, pero existe un mal reparto de la misma repercutiendo sobre todo en los países más pobres del mundo.

¿A qué se debe entonces está escasez?

En primer lugar tenemos la sequía, la cual afecta en mayor medida a los países más pobres. Por consiguiente  tenemos la disminución de los recursos debido al agotamiento de los acuíferos por la contaminación, la poca reutilización de recursos,  la mala gestión del reciclaje y en mayor medida debido a la agricultura de irrigación. Por otra parte, tenemos el aumento geométrico de la población, este aumento de población deriva en un mayor aumento de gasto de agua, ya que cuantas más personas seamos, más agua se necesitará. Y por último tenemos las necesidades de la  industria (las industrias que más agua consumen son las industrias del papel y cartón, las químicas, agroalimentarias y las explotaciones ganaderas).

Por ello el sexto objetivo de desarrollo sostenible propone una serie de metas para alcanzar de aquí al año 2030:

  • Contemplar el acceso universal e igualitario al agua potable con un precio sostenible para todo el mundo.
  • Poner fin a la defecación al aire libre.
  • Reducir la contaminación de las aguas, minimizando la emisión de productos químicos y aumentar el reciclado. Ayudándonos del uso eficiente de recursos hídricos con tecnologías apropiadas
  • Restaurar los principales recurso hídricos naturales, así como humedales, ríos, acuíferos, lagos, bosques y montañas.

¿Cómo podemos ayudar con estos objetivos desde casa?

Lo más importante a tener en cuenta es que debemos cerrar el grifo. Hay que utilizar solamente el agua que necesitamos, ¡no la malgastes mientras te estas lavando los dientes!

En un baño regular se pueden llegar a gastar unos 250 litros de agua, mientras que en una ducha podemos gastar 8-10 litros por minuto. No te des un baño, ¡dúchate!

También podemos economizar los electrodomésticos, utilizándolos cuando están completos de verdad, ya sea el lavavajillas, la secadora o la lavadora. Además esto supondrá un ahorro económico.