ODS6 Garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos.

Agua y saneamiento:

La escasez de recursos hídricos y la mala administración del agua están afectando  negativamente en la salud mundial. El libre acceso al agua potable para todo el mundo y libre de impurezas traería consigo a largo plazo prevenir las enfermedades infecciosas y proteger la salud de las personas.

Hay que contemplar que el agua dulce es uno de los recursos más esenciales para la salud de las personas, es cierto que a día de hoy hay agua dulce para todo el mundo, pero existe un mal reparto de la misma repercutiendo sobre todo en los países más pobres del mundo.

¿A qué se debe entonces está escasez?

En primer lugar tenemos la sequía, la cual afecta en mayor medida a los países más pobres. Por consiguiente  tenemos la disminución de los recursos debido al agotamiento de los acuíferos por la contaminación, la poca reutilización de recursos,  la mala gestión del reciclaje y en mayor medida debido a la agricultura de irrigación. Por otra parte, tenemos el aumento geométrico de la población, este aumento de población deriva en un mayor aumento de gasto de agua, ya que cuantas más personas seamos, más agua se necesitará. Y por último tenemos las necesidades de la  industria (las industrias que más agua consumen son las industrias del papel y cartón, las químicas, agroalimentarias y las explotaciones ganaderas).

Por ello el sexto objetivo de desarrollo sostenible propone una serie de metas para alcanzar de aquí al año 2030:

  • Contemplar el acceso universal e igualitario al agua potable con un precio sostenible para todo el mundo.
  • Poner fin a la defecación al aire libre.
  • Reducir la contaminación de las aguas, minimizando la emisión de productos químicos y aumentar el reciclado. Ayudándonos del uso eficiente de recursos hídricos con tecnologías apropiadas
  • Restaurar los principales recurso hídricos naturales, así como humedales, ríos, acuíferos, lagos, bosques y montañas.

¿Cómo podemos ayudar con estos objetivos desde casa?

Lo más importante a tener en cuenta es que debemos cerrar el grifo. Hay que utilizar solamente el agua que necesitamos, ¡no la malgastes mientras te estas lavando los dientes!

En un baño regular se pueden llegar a gastar unos 250 litros de agua, mientras que en una ducha podemos gastar 8-10 litros por minuto. No te des un baño, ¡dúchate!

También podemos economizar los electrodomésticos, utilizándolos cuando están completos de verdad, ya sea el lavavajillas, la secadora o la lavadora. Además esto supondrá un ahorro económico.

ODS5 Igualdad de género

El principio de igualdad y equivalencia humana ha sido uno de los aportes teóricos más importantes del feminismo.

“La igualdad no implica por tanto que las personas seamos idénticas, sino que implica la no discriminación por el hecho de ser diferentes”. 

El quinto objetivo de Agenda 2030 de las Naciones Unidas es lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas.

¿Por qué es importante?

En 52 países del mundo las constituciones no garantizan la igualdad de género y en 49 países no existen leyes que protejan a las mujeres de la violencia machista.

La violencia física y/o sexual sigue siendo un problema mundial que sufrieron 35% de las mujeres de todo el mundo.

“Una de cada cinco mujeres y niñas entre 15 y 49 años de edad afirmaron haber experimentado violencia física o sexual, o ambas, a manos de su pareja en los 12 meses anteriores a ser preguntadas sobre este asunto. “

El salario de las mujeres en todo el mundo en promedio es 24% menos que el de los hombres.

¿La situación está mejorando?

La igualdad de la educación primaria está alcanzada en dos tercios de los países en desarrollo. El número de las niñas obligadas a casarse en su infancia ha bajado un 40% desde el año 2000. En 1995 el 11.3% de todos los parlamentarios nacionales eran mujeres y en el año 2016 el porcentaje llegó al 22.8%.

El nuevo siglo trajo la nueva etapa con respeto al movimiento feminista internacional que ha abierto nuevos espacios y diversos temas geopolíticos, generacionales, étnicos, culturales y sexuales. Las organizaciones que luchan por los derechos iguales de las mujeres están creando redes creativas y sociales en el ámbito de la educación, política y sociedad civil para acelerar el cambio social.

¿Qué podemos hacer nosotros?

ODS4 – Educación de calidad

Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

Desde 2000 se ha registrado un enorme progreso en la meta relativa a la educación primaria universal. La tasa total de matrícula alcanzó el 91% en las regiones en desarrollo en 2015 y la cantidad de niños que no asisten a la escuela disminuyó casi a la mitad a nivel mundial. También ha habido aumentos significativos en las tasas de alfabetización y más niñas que nunca antes asisten hoy a la escuela. Sin duda, se trata de logros notables.

El objetivo de lograr una educación inclusiva y de calidad para todos se basa en la firme convicción de que la educación es uno de los motores más poderosos y probados para garantizar el desarrollo sostenible. Con este fin, el objetivo busca asegurar que todas las niñas y niños completen su educación primaria y secundaria gratuita para 2030. También aspira a proporcionar acceso igualitario a formación técnica asequible y eliminar las disparidades de género e ingresos, además de lograr el acceso universal a educación superior de calidad.

¿Qué podemos hacer?

  • Podemos pedir a nuestros gobiernos que den prioridad a la educación en las políticas y las prácticas.
  • Podemos presionar a nuestros gobiernos para que asuman el firme compromiso de proporcionar enseñanza primaria gratuita para todos, especialmente para los grupos vulnerables o marginados.
  • También podemos alentar al sector privado a que invierta recursos en el desarrollo de centros educativos y en la elaboración de herramientas pedagógicas.
  • Y podemos instar a las organizaciones no gubernamentales a que trabajen con los jóvenes y otros grupos para promover la importancia de la educación en las comunidades locales.

Poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible

 

El segundo Objetivo de Desarrollo Sostenible que forma parte de Agenda 2030 establecida por las Naciones Unidas para lograr las mejores al nivel mundial es hambre cero, poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible.

¿Todavía existe el problema de hambre extrema?

Hay muchas personas en el mundo que sufran del hambre. Por ejemplo, en el año 2015 en Estados Unidos y Europa había 14,7 millones de personas que padecían hambre, 232,5 millones de personas en África,  34,3 millones de personas en América Latina y el Caribe.

¿Qué hay que cambiar para lograr este objetivo?

El suministro de la comida depende de dos sectores: alimentario y agrícola. La conservación y desarrollo de estos dos sectores influyen al problema del hambre y falta de los elementos. El sistema agrícola y alimentario necesita una reforma para poder proteger a la tierra y evitar el empeoramiento de la situación actual de sobreexplotación, polución y cambio climático.

¿Pero qué puedo hacer yo?

Aunque pareces que el cambio de actitud de un individua no alcance nada al nivel mundial, es importante actuar dentro de posibilidades de cada uno para que las cosas puedan cambiarse. Es importante empezar a vivir de manera sostenible en nuestra vida diaria, en nuestros trabajos y hogares.

Además, existen unas iniciativas en que podemos participar como ciudadanos para contribuir a lograr el segundo objetivo de Agenda 2030. Por ejemplo, participar en el Movimiento Mundial en favor del Hambre Cero  y su iniciativa “El Reto del Hambre Cero”.