Cómo gestionar crisis en Redes Sociales: 6 consejos clave

Cómo gestionar crisis en redes sociales

En nuestro artículo de la semana pasada hablábamos del poder indiscutible de las redes sociales y de cómo evitar crisis en estas plataformas. Sin embargo, no siempre es posible prever las crisis y, a veces, simplemente estallan y hay que actuar. Evidentemente dependerá de cada marca y de cada crisis qué es lo que debe hacer, cómo y cuándo; no existe una solución estándar. Sin embargo, sí se pueden tener en cuenta ciertas cosas. Hoy os damos algunos consejos clave para saber cómo gestionar crisis en redes sociales.

Ahora, lo primero que tenemos que saber es que no todo puede catalogarse como una crisis. Comentarios negativos siempre hay y no necesariamente son o serán necesariamente una crisis. En este sentido, es importante escuchar los usuarios y conocerles para poder responder sus quejas e inquietudes asertivamente y de manera personalizada. ¡No todas las personas son iguales! 

El sentido común y un buen análisis de la situación es lo que permite reconocer una crisis y diferenciarla de un par de comentarios negativos. Y, como decíamos, una vez identificada una crisis, es importante actuar; y de la mejor forma, claro. 

6 consejos sobre cómo gestionar crisis en redes sociales

  • Dar la cara: Esto es lo primero que hay que hacer. ¡Y hay que hacerlo bien! ¿Esto qué quiere decir? Que debe hacerlo quien esté en la cabeza de la empresa u organización y nadie más. Debe haber un solo portavoz para darle la mayor consistencia y coherencia a los mensajes. 
  • Dar una respuesta rápida:  Cuanto más ágil sea una marca, menos poder se le da a terceros de hacer la crisis más grande. No hay que olvidar que en redes sociales todo se magnifica. ¡Todo! 
  • Mantener la calma: Es cierto que se debe dar respuesta rápido, pero esto no implica que se den respuestas mal y a la ligera. Durante una crisis hay que informarse y pensar con cabeza fría antes de tomar cualquier decisión o de dar cualquier respuesta. Cualquier decisión o información precipitada y poco acertada puede jugar en contra.
  • Hablar con sinceridad y transparencia: No hay que intentar embellecer la verdad, ni ocultar información. ¡Todo lo contrario! Informarse bien y contar lo que se sabe es indispensable. 
  • Ser humilde: Igual de importante que decir la verdad es aceptar los errores. Esto, además, hacer parte de la humanización de las marcas y puede jugar a favor, si se sabe cómo. 
  • Monitoriza la evolución: Así como hay que monitorizar constantemente las redes sociales para anticipar las crisis y conocer qué se dice y quién lo dice; es fundamental vigilar cómo se desarrolla una crisis durante todo el tiempo. Esto va a permitir conocer detalles en profundidad y tomar decisiones acertadas en el momento oportuno.