Deadpool 2 y su brillante campaña de marketing

Cartel promocional de la película “Deadpool 2”

Tras el éxito cosechado en la primera entrega cinematográfica del anti-héroe “Deadpool”, se firmaron los acuerdos para una segunda parte. El personaje casi inmortal de traje rojo y personalidad dispar que cosechado un importante éxito a nivel internacional, a parte de relanzar la carrera del actor Ryan Reynolds, ha sido el protagonista de una interesante y bien ideada campaña de marketing.

Brillante campaña de marketing

Imágenes promocionales de la película “Deadpool 2”

La campaña de publicidad realizada para la segunda entrega de este anti-héroe ha tenido una repercusión inaudita por la originalidad de sus acciones. Desde adueñarse de las estanterías de carátulas de las películas Blu-Rays en las tiendas Walmart hasta la colaboración en distintos eventos con personajes tan conocidos como David Beckham o Céline Dion.

Imágenes promocionales de la película “Deadpool 2”

Las razones para idear tan atrevidas acciones residen en la personalidad de Deadpool. Su estilo bocazas, divertido y transgresor de los límites que le hacen incluso hablar directamente a los espectadores que están viendo la película del poco presupuesto utilizado para realizarla, habla por si solo. Era necesario impregnar con su personalidad toda la estrategia de comunicación. Y vaya si lo han conseguido.

Imágenes promocionales de la película “Deadpool 2”.

Deadpool aparece con la cantante Céline Dion en su interpretación de la canción “Ashes”, utilizada en la película de Marvel. En el video oficial de la canción, Deadpool baila con tacón alto al lado de la cantante al ritmo de la música. Un toque humorístico en contraposición al tono de la canción que termina con un breve pero divertido dialogo entre Deadpool y Céline.

Por otro lado, en un spot realizado para el Mundial de Fútbol de Rusia 2018, el conocido ex futbolista David Beckham aparece ridiculizando a Deadpool al recriminarle todas las películas que ha realizado Ryan Reynolds. Todo con un toque de humor que se identifica con el tono general de la película.

Sin duda, una gran acción de comunicación que le ha valido una enorme repercusión y que amenaza con dar a “Deadpool 2” el mismo éxito que a su primera entrega.

 

Prankvertising, la publicidad terrorificamente viral

¿A quién queremos engañar? A todos nos hace gracia una cámara oculta. Nos crea curiosidad ver como reaccionamos ante situaciones fuera de lo común como el miedo o el pánico. Salimos de nuestra zona de confort y aflora el verdadero instinto de supervivencia, dejando a los espectadores que ven el suceso cómodamente en su casa muertos de la risa.

Esta es la clave de la nueva tendencia en publicidad, el prankvertising, que como ya os mencionamos en otra ocasión, consiste en asustar a gente desconocida y grabarla a través de cámara oculta con el objetivo de crear vídeos “terroríficamente virales”.

smile you are on camara

Este tipo de publicidad está siendo de lo más prometedora y es que, no solo tiene impacto en el momento de la ejecución, también las posteriores visualizaciones. Todo ello prolifera que se hable sobre ello y ayuda a generar conciencia sobre la marca.

Se trata de una nueva forma de captar la atención de los consumidores que se puede considerar más o menos lícita, pero que desde luego funciona. Solo hace falta echar un vistazo a  los 35 millones de visionados que ha acumulado “Devil Baby Attack”, último gran éxito del “prankvertising”, en la primera semana de su estreno en Internet.

Pánico bajo control

Marcas como LG o Coca cola, estrenos de películas como Carrie o el departamento de transporte Inglés, ya han probado esta fórmula y no les ha ido nada mal, ¿pero hasta qué punto el fin justifica los medios? Os imagináis ir un día a una entrevista de trabajo con los nervios ya de punta y que os pase esto:

[youtube id=”ynvKWYvyCqw”]

En situaciones como esta el ser humano es imprevisible, y aunque a los espectadores nos arranquen alguna que otra carcajada estas reacciones, los responsables de estas campañas se lo toman muy enserio. Detrás de lo que se ve, hay un equipo que planifica todo hasta el más mínimo detalle para que todas las variables posibles estén bajo control y los “inocentes” no corran ningún tipo de peligro, eso sí, el susto no se lo quita nadie.

¿Qué os parece este nuevo modelo de marketing? ¿Os gustaría que os pusieran a prueba en la nueva campaña de prankvertising?

 Cristina Domenech Samper