Redes sociales, ¿sí o no?

Desde hace unos años, se empieza a hablar del papel fundamental de las redes sociales en nuestra sociedad. Que seamos visibles, se ha convertido en uno de los principales objetivos dentro una estrategia de comunicación.

Las plataformas sociales son una de las principales ayudas para crearte una buena reputación entre el público al que nos queremos dirigir, pero en ocasiones, querer estar entre los mejores, conlleva unos riesgos, y entre esos riesgos, encontramos las críticas públicas. Las redes sociales son un escaparate donde todos te miran y donde todos pueden opinar sobre ti.

En la mayoría de las ocasiones, un perfil de Facebook, por ejemplo, se convierte en un lugar donde podemos informar sobre nuestra marca, y así, poder interactuar con nuestro público, haciendo que la conexión sea mucho más cercana. Pero de la misma manera que nos pueden halagar, tenemos el riesgo de ser criticados delante de cientos, miles y millones de personas; haciendo que con sólo una crítica, todo el trabajo conseguido, se pierda con un simple comentario negativo. Por ello, siempre debemos tener preparado un Plan de Crisis

Lo más importante en este tipo de crisis, es saber a qué nos enfrentamos y establecer una estrategia para saber cómo solucionarlo. Primero, hay que pensar y después actuar, nunca al revés; si hacemos las cosas bien, saldremos airosos del problema. Si hemos sido criticados por algo, que sea más sonado lo que hemos hecho para rectificarlo, que por lo que hemos fallado.

Son muchas las crisis de reputación online; algunas han sabido resolver el problema, a otras se las recordará por lo que no hicieron para resolverlo.

A continuación os mostramos algunos ejemplos:

Manolo Lama y Cuatro. Ha sido una de las crisis de reputación más comentadas en los últimos años. El periodista durante una retransmisión de los deportes Cuatro, humillaba a un indigente que se encontraba en el lugar donde el periodista cubría una noticia. Por la tardanza en las disculpas de Cuatro, Manolo Lama fue criticando por todas las redes, incluso se crearon páginas en Facebook de fans, para pedir la dimisión del periodista.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=J9xx_o2J1I8[/youtube]

Otro ejemplo, fue la revolución que produjo el tweet de David Bisbal en Twitter durante las revueltas de Egipto. El tweet decía, “Nunca se han visto las pirámides de Egipto tan poco transitadas. Ojalá que pronto se acabe la revuelta”. Este comentario supuso una nube de críticas hacia el cantante; incluso se creo un hashtag en Twitter #turismobisbal. El cantante respondió, “el insulto es lo único que os queda, bueno y también mucho tiempo libre”.

En definitiva, hay diferentes maneras para salir de una crisis, pero lo importante es conseguir superarla. Estando en los medios, te arriesgas a poder sufrirlas; por ello, os lanzo una pregunta, redes sociales, ¿sí o no?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *