Quiero tu dinero… pero sólo un poco y a cambio de algo

Atención, que viene palabra rara: crowdfunding.  Viene a significar algo así como “financiación en masa” o también “micromecenazgo” y se está empezando a utilizar mucho para proyectos culturales, creativos, etc.  En una página web (como Lanzanos.com o Verkami.com) se sube una idea, se indica lo que vendría a costar y los distintos precios para ese mecenazgo.  Sólo si se reúne la cantidad solicitada se produce el pago.

El crowdfunding puede ser usado para muchos propósitos, desde artistas buscando apoyo de sus seguidores, campañas políticas, financiación del nacimiento de compañías o pequeños negocios, etc.  El alicantino Jorge Toledo ya explicó en su blog “La cajita” algunas de las principales modalidades, especialmente diferenciadas si el mecenazgo se realiza a cambio de alguna contraprestación, si sólo se paga cuando se alcanza una cantidad total o si se contribuye  en una sola ocasión o en pagos sucesivos.

Pero quizás la mejor manera de aprender la dinámica del crowdfunding sea con un ejemplo real y cercano.  La organización AEGEE (asociación de intercambio entre estudiantes europeos) organiza en Alicante su Ágora, encuentro de más de 800 jóvenes de toda Europa.  Las necesidades de espacios, colaboradores, apoyo institucional, etc. son muchas, pero además necesitan 1.300 euros y puedes colaborar en medida a tus posibilidades a través de Lanzanos.com

Por una contribución de 1 euro recibirás a cambio una chapa del evento, 15 euros te dan derecho a una camiseta, 30 a un lote completo y tu presencia en la Study Fair del Agora.  Incluso si llegas a la contribución máxima, 400 euros, los chicos y chicas de AEGEE Alicante se ponen a tu disposición para brindarte toda su experiencia en la organización de eventos, gestión de recursos humanos, etc.

Así que recuerda la palabreja: crowdfunding, un nuevo término que dará mucho que hablar en los próximos meses, especialmente en tiempo de crisis… y de campaña electoral.

Para saber más: Noticia en El País y artículo en La Cajita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *