¿Publicidad subliminal o viralidad gratuita?

La publicidad subliminal es una técnica muy frecuentada sobre todo para aquellos anunciantes que buscan dar que hablar, generar publicity de manera gratuita. La Ley General de Publicidad en España (34/1988), define la publicidad subliminal como “…aquella que mediante técnicas de producción de estímulos de intensidades fronterizas con los umbrales de los sentidos o análogas, pueda actuar sobre el público destinatario sin ser conscientemente percibida”. La califican de publicidad ilícita por basarse en el estímulo emocional de las percepciones de la mente humana, lo que implica que los mensajes recibidos pasan desapercibidos por la mente humana, vulnerándose así nuestra capacidad de análisis crítico y adulterando nuestro poder de decisión. Pese a que su efectividad no está científicamente demostrada, si bien es cierto que la publicidad subliminal puede llegar a influir de manera determinante en nuestra decisión final de compra.

Sin embargo, los medios tradicionales no son los únicos que recurren a esta ilícita actividad. Con la generalización del mundo online, cada vez es más frecuente ver imágenes en las que se incurre en publicidad subliminal. ¿Qué ocurre en estos casos? ¿La regulación deja exenta a la publicidad 2.0?

Pese a que la regulación publicitaria también incluye al marketing online, lo hace en términos de “códigos subliminales”. Y el problema es precisamente la poca concreción del término “código”. Al no estar explícitamente definido, este tipo de publicidad se utiliza de manera continua tanto en los sitios webs, como en blogs y redes sociales. Algunas redes sociales como Twitter en su momento ya atisbaron indicios de publicidad subliminal en personajes de la vida pública, periodistas o bloggers, e inmediatamente recordaron la ilegalidad de esta práctica a sus responsables. Pero, ¿esta iniciativa ha sido secundada por los medios de manera estricta?

Resulta evidente pensar que ante la cascada de mensajes que circulan por Internet es bastante complicado estar al tanto de qué medios cumplen estrictamente la ley, y cuáles no, y qué se considera cumplir la ley y qué no. Pero no es razón en la que nos podamos escudar cuando estamos ante un caso de publicidad subliminal y no lo denunciamos. Indagando en la web, a penas aparecen sanciones a medios digitales por la incursión en este tipo de publicidad, lo que nos induce a pensar que existe un gran vacío legal entorno a esta práctica.

¿Pero cómo deberían enunciarse los mensajes publicitarios en las redes sociales? Como toda comunicación que incluya una finalidad comercial, y por la que se perciban unos ingresos, debería ser encabezada con el texto [publi], identificando claramente a la empresa que estamos promocionando, ya que de esta manera estamos alertando al púbico de nuestra intención.

Sin embargo, estos mensajes llevan la etiqueta de “ocultos”, y se caracterizan por esconder aquello que de forma directa no pueden decir. A menudo encierran mensajes con connotaciones sexuales. ¿Pero realmente es así, o es nuestra mente humana la que se empeña en ver estos significados en las imágenes?

KAPPA, ¿Publicidad subliminal o viralidad gratuita? Símbolo Ingenio Creativo

ABSOLUT,  ¿Publicidad subliminal o viralidad gratuita? Símbolo Ingenio Creativo

MUJER¿Publicidad subliminal o viralidad gratuita? Símbolo Ingenio Creativo

BEBIDA¿Publicidad subliminal o viralidad gratuita? Símbolo Ingenio Creativo

Por ejemplo, redes sociales como Facebook fueron foco de polémica cuando se descubrió que uniendo los iconos de su foto de portada se esbozaba la palabra sex.

FACEBOOK, sex, ¿Publicidad subliminal o viralidad gratuita? Símbolo Ingenio Creativo

O cuando Coca Cola fue apuntada con el dedo porque su envase alargado y curvo recordaba a la figura femenina. Sin embargo, la marca líder en ventas se escudó en que era una forma óptima para lograr la mejor sujeción de la botella, y que además recordaba a la semilla del cacao.

COCA COLA ¿Publicidad subliminal o viralidad gratuita? Símbolo Ingenio Creativo

Si bien algunos casos son más rebuscados, otros tienen una apariencia más evidente, que más bien están orientados a crear viralidad, y no publicidad subliminal. Buscan a cualquier precio dar que hablar, creando mensajes explícitos de alto contenido erótico como principal reclamo, sacrificando, además, la reputación de la marca y asociándola a valores que probablemente no tenga relación con el producto. Un cebo facilón para el boca a oreja. ¿Dónde quedan las elaboradas campañas de publicidad donde marcas como Apple , Wolkswagen o Coca Cola eran todo un referente, poniendo a prueba la capacidad de reacción emocional de todos los espectadores? Buen ejemplo de ello son imágenes como las que os exponemos a continuación.

MAGNUM ¿Publicidad subliminal o viralidad gratuita? Símbolo Ingenio Creativo

CIGARRILLOS ¿Publicidad subliminal o viralidad gratuita? Símbolo Ingenio Creativo

LONDON ¿Publicidad subliminal o viralidad gratuita? Símbolo Ingenio Creativo

SISLEY ¿Publicidad subliminal o viralidad gratuita? Símbolo Ingenio Creativo

AMELIE ¿Publicidad subliminal o viralidad gratuita? Símbolo Ingenio Creativo

LADIES ¿Publicidad subliminal o viralidad gratuita? Símbolo Ingenio Creativo

HENINEKEN ¿Publicidad subliminal o viralidad gratuita? Símbolo Ingenio Creativo

Sin embargo, investigadores del Instituto de Neurociencia Cognitiva de la Universidad de Londres señalaban que para que un mensaje subliminal fuera realmente efectivo la condición sin qua non era que nuestra mente tuviera una cantidad considerable del cerebro sin utilizar, es decir, estuviera algo distraído, ya que en caso contrario, la mente humana permanecía atenta y receptiva a cualquier tipo de mensaje. Otro estudios en cognición social añaden que los usuarios estarán influenciados por esta técnica publicitaria, en la medida en que no hayan satisfecho sus necesidades con el producto (o connotación añadida al producto) anunciado, y sientan la necesidad de consumirlo.

¿Qué te parecen estos ejemplos de “publicidad subliminal”?, ¿sus mensajes están lo suficientemente codificados como para no interpretar su intención?, ¿o se trata más bien de ejemplos que buscan la viralidad?, ¿les es rentable a las marcas conseguir una mayor difusión poniendo en riesgo la reputación de las mismas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *