Claves para la planificación de un evento

La planificación del evento, casi todos nosotros hemos tenido que hacer una, tanto en la vida personal como en la profesional. El equipo de Símbolo participa en la organización de eventos y hoy queremos compartir nuestra experiencia.

Lo primero es lo primero

Antes de empezar a plantear algo hay que entender para quién y qué lo haces. El primer paso en la organización de un evento es entender quién es tu público objetivo y qué quieres conseguir con tu evento. Sin tener claro estos dos pasos no puedes ir más allá. Todo va a depender de tus objetivos y de tu grupo de interés, del diseño del local hasta los asistentes invitados.

Lo evidente: ser creativos

Sí tu evento no tiene chispa ¿quién va a querer hablar de él, compartir sus fotos en redes sociales o recomendarlo a otros? Y si hay una enorme cascada de chocolate o un “bosque de comida” que se puede probar, puedes estar seguro de que van a haber unas cuantas fotos de tu evento en Instagram.

También es muy importante ser lo más creativo posible a la hora de elegir el merchandising para tu evento. Lo más interesante es el regalo publicitario, cuanta más gente lo use más se difundirá la marca por el mundo.  En nuestra entrada anterior tenemos varios consejos para elegir un merchandising adecuado para cada evento.

Audiovisuales y social media son nuestro todo

El contenido del evento es muy importante, pero no es menos importante cómo lo vas a difundir y presentar durante el evento, así como después del mismo. Es evidente que hay que difundir todo en redes sociales, pero también es importante contar con un equipo audiovisual.

El evento no se acaba con su realización, la etapa de postproducción es muy importante. El contenido audiovisual es clave para crear la imagen del evento para contar en qué ha consistido el mismo.

No te olvides de los detalles

Aunque parece que los detalles, como la música de fondo, son secundarios, tienen la misma importancia que el resto. Por ejemplo, en el caso de la música de fondo, mientras es buena ni lo notas, pero en los casos en los que la música no ha sido apropiada, esto ha castigado muchos vinos de honor. La decoración también es una parte muy importante del ambiente en general, es impresionante cómo sólo unos pequeños detalles en la decoración pueden cambiar la percepción del local.

Si no lo tienes dos veces grabado, no lo tienes grabado

Esto es el consejo principal para no tener problemas durante el evento. Si puedes, mejor tener por duplicado todo lo que puedas, de personal a carteles “reservado”. Tu lápiz puede perderse, tu coordinador tener dolores de estómago y, si no lo tienes previsto, te puede dar un ataque de nervios justo en el peor momento.

Medio siglo de la Big Mac. McDonald’s celebra los 50 años de su hamburguesa más famosa con una colección de carteles de estilo retro.

McDonald’s está de celebración. Su celebre y más conocida hamburguesa cumple años: la Big Mac. Y es que no son pocos los años que cumple, nada más y nada menos que 50 años. El medio siglo de la Big Mac bien merecía más de una sorpresa por parte de la compañía y es justo lo que han hecho. Gracias a un excelente trabajo con la agencia TBWA, se han desarrollado una interesante y algo nostálgica colección de gráficas publicitarias y, dado que son 50 años, que menos que hacer un cartel por año.

Medio siglo de la Big Mac

Decimos nostálgica por su el estilo retro con el que McDonald’s hace un recorrido por los últimos 50 años unificando muchos de los cambios más representativos que se han dado durante este tiempo y sus muy queridas hamburguesas. La colección consta de 50 ilustraciones en las que la protagonista indiscutible es la Big Mac, cada una con una estética diferente correspondiéndose con el cambio social y tecnológico que se ha producido en estos 50 años.

Aquellos que hayan utilizado alguna vez un cassete o intentado ligar a primera vista y lo hayan cambiado por las listas de reproducción en el móvil y aplicaciones para conocer gente podrán sentirse transportados a como eran las cosas antes.

Este trabajo ha sido posible gracias a la colaboración de varias de las sedes de la agencia TBWA distribuidas por todo el mundo. Gracias a esto, la acción posee varias técnicas para cada uno de sus carteles entre los que se encuentran el diseño a mano con papercraft, realizados en modelos tridimensionales y utilizando el conocidísimo formato gif pensados para emitirse en soportes digitales y redes sociales.

La campaña actualmente solo está disponible en Suiza con previsiones a extenderse a otros países. En Símbolo estamos deseando verlos en España.

Y a ti, ¿Qué te parece esta colección?

La importancia del merchandising como estrategia de comunicación

La importancia del merchandising como estrategia de comunicación

El merchandising es una estrategia de marketing muy utilizada por las marcas para poner sus producto o servicios en movimiento, acercándolos a los clientes, tanto actuales como potenciales. Sin embargo, no hay que olvidar que esta técnica está integrada –o debe estar- dentro de la estrategia de comunicación y que, por tanto, debe legitimar la filosofía y ser coherente con la personalidad de marca. En este sentido, el merchandising potencia la marca y la respalda, pero no la sostiene. Hoy hablaremos sobre la importancia del merchandising como estrategia de comunicación.

Como decíamos, el merchandising tiene como objetivo poner las mercancías en movimiento, rotarlas, acercarlas al público y visualizar la marca. Esto es, sin duda, una estrategia de ventas, en la que se pueden distinguir varios tipos:

  • Merchandising de presentación
  • Merchandising de seducción
  • Merchandising de gestión
  • Merchandising de ataque o defensa

En cualquiera de los casos, lo importante es que haya una intención comunicativa integral y transversal a todas las estrategias. En este sentido, es indispensable que el merchandising comunique la marca. Y es que como decíamos al empezar, la importancia del merchandising como estrategia de comunicación (y no sólo de ventas) es enorme.

Antes de pensar en formatos, canales o cantidad, hay que pensar en el mensaje. ¡Todo comunica!, ¡incluso lo que no se dice!

LAS CLAVES DE UN BUEN MERCHANDISING

Una vez se tenga claro qué se quiere comunicar, hay que tener en cuenta otros factores. Os los contamos a continuación:

  • Que sea eficiente. Debe promover el deseo de compra. Por tanto, la decisión de qué se hace, cuándo y cómo debe ser analizada y tomada de manera inteligente.
  • Que sea rentable. En este sentido también es importante que lo que se haga no suponga gastos innecesarios o insostenibles para la empresa. Un buen análisis permitirá que la decisión no sólo sea eficiente, sino productiva.
  • Que impacte. Debe ser atractivo e innovador. Para esto puede ser interesante apoyarse en las novedades del neuro-marketing, en conceptos como la piscología del color y, por supuesto, en las tendencias del mercado y de los consumidores.
  • Que sea funcional. Además de impactar, el merchandising debe ser útil. Los clientes no agradecen un producto gratuito si no encuentran cómo usarlo en su vida cotidiana. Para lograr esto sólo hace falta un motivo y, sobre todo, mucha imaginación.
  • Que sea versátil. El merchandising debe ajustarse al target y ofrecer productos personalizados. No hay que olvidar que con la cantidad de estímulos que reciben diariamente, los usuarios cada vez son más demandantes y exquisitos.

 

Cómo gestionar crisis en Redes Sociales: 6 consejos clave

Cómo gestionar crisis en redes sociales

En nuestro artículo de la semana pasada hablábamos del poder indiscutible de las redes sociales y de cómo evitar crisis en estas plataformas. Sin embargo, no siempre es posible prever las crisis y, a veces, simplemente estallan y hay que actuar. Evidentemente dependerá de cada marca y de cada crisis qué es lo que debe hacer, cómo y cuándo; no existe una solución estándar. Sin embargo, sí se pueden tener en cuenta ciertas cosas. Hoy os damos algunos consejos clave para saber cómo gestionar crisis en redes sociales.

Ahora, lo primero que tenemos que saber es que no todo puede catalogarse como una crisis. Comentarios negativos siempre hay y no necesariamente son o serán necesariamente una crisis. En este sentido, es importante escuchar los usuarios y conocerles para poder responder sus quejas e inquietudes asertivamente y de manera personalizada. ¡No todas las personas son iguales! 

El sentido común y un buen análisis de la situación es lo que permite reconocer una crisis y diferenciarla de un par de comentarios negativos. Y, como decíamos, una vez identificada una crisis, es importante actuar; y de la mejor forma, claro. 

6 consejos sobre cómo gestionar crisis en redes sociales

  • Dar la cara: Esto es lo primero que hay que hacer. ¡Y hay que hacerlo bien! ¿Esto qué quiere decir? Que debe hacerlo quien esté en la cabeza de la empresa u organización y nadie más. Debe haber un solo portavoz para darle la mayor consistencia y coherencia a los mensajes. 
  • Dar una respuesta rápida:  Cuanto más ágil sea una marca, menos poder se le da a terceros de hacer la crisis más grande. No hay que olvidar que en redes sociales todo se magnifica. ¡Todo! 
  • Mantener la calma: Es cierto que se debe dar respuesta rápido, pero esto no implica que se den respuestas mal y a la ligera. Durante una crisis hay que informarse y pensar con cabeza fría antes de tomar cualquier decisión o de dar cualquier respuesta. Cualquier decisión o información precipitada y poco acertada puede jugar en contra.
  • Hablar con sinceridad y transparencia: No hay que intentar embellecer la verdad, ni ocultar información. ¡Todo lo contrario! Informarse bien y contar lo que se sabe es indispensable. 
  • Ser humilde: Igual de importante que decir la verdad es aceptar los errores. Esto, además, hacer parte de la humanización de las marcas y puede jugar a favor, si se sabe cómo. 
  • Monitoriza la evolución: Así como hay que monitorizar constantemente las redes sociales para anticipar las crisis y conocer qué se dice y quién lo dice; es fundamental vigilar cómo se desarrolla una crisis durante todo el tiempo. Esto va a permitir conocer detalles en profundidad y tomar decisiones acertadas en el momento oportuno.