La publicidad en tiempo difíciles…

En esta situación actual escasean los ingresos y las empresas comienzan a recortar sus presupuestos, erróneamente sobre todo en publicidad.  Lo único que no entra en crisis y aprovecha al mismo tiempo cada situación desfavorable, es la creatividad y la simplicidad, algo que pone de manifiesto cómo podemos jugar con cada oportunidad por mínima que sea, para seguir adelante en tiempos de crisis.

El consumidor manejable y obediente, en la actualidad es una especie en extinción. La crisis económica ha cambiado muchas cosas y, principalmente, el contexto de los ciudadanos, y la visión del individuo con su entorno. La publicidad, como creadora de mensajes y deseos, se está ajustando a una sociedad desconfiada no sólo por la situación económica, sino porque desde hace tiempo los ciudadanos han dejado de creer en utopías.

Las marcas, empresas y creadores publicitarios, tienen que hacer frente al hecho de volver a conectar sensiblemente con el público, un público que ha pasado de ser un mero espectador a ser un consumidor con decisión, que participa de manera activa en la construcción de los mensajes, con el poder suficiente para lograr cambios en las ofertas e incluso en las empresas, consiguiendo así que se ajusten a sus necesidades.

El cambio en la publicidad más que por una cuestión económica, es por una crisis de valores, ya que hay un alejamiento de la credulidad y por tanto, los mensajes hoy se miran y analizan con lupa. Esta situación da lugar a otro hecho importante, mientras que la publicidad en medios convencionales está decayendo, la publicidad online está creciendo enormemente.

Internet tienen una gran influencia en todo este ambiente, puesto que contribuye a divulgar opinión sobre cualquier producto que se publique en televisión, papel, u otro soporte. Porque el objetivo, ya no es el de lucir el “monumental” anuncio, sino de que se propague mediante el boca en boca. De hecho se estima que para el 2014 Internet absorberá casi un tercio de la publicidad de los mercados más desarrollados.

Existen multitud de anuncios, que utilizan de forma manifiesta el argumento de la crisis para construir el mensaje. Mostramos algunos ejemplos.

La nueva campaña multimedia de Media Markt para reforzar su atributo – precio, con la llamada “Misión Precio Bajo”.

Coca-Cola (Eurocopa 2012) campaña realizada por la agencia McCann Erickson, en la que se intercalan imágenes de la mala situación de España con imágenes de fútbol y gente eufórica con el lema “Juntos podemos”.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=C63ummLZ26A[/youtube]

Aquarius, no se conforma con citar la crisis, sino que además nos trae una idea para solucionarla mediante su campaña “Pueblos” en la que apela a la ventaja que tiene “ser de pueblo”, incentivando así el turismo rural.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=OpaHvG-OQms[/youtube]

Otro ejemplo es el de Campofrío, que nos sorprendió el año pasado con una campaña protagonizada por los cómicos nacionales más importantes. Aunque el país no está para bromas, dan ánimos para poner “al mal tiempo, buena cara”.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=V-83jNawPdk[/youtube]

O todos o ninguno, es la solidaria campaña realizada por Mahou, en la que refleja la realidad de la crisis y cómo los amigos se ayudan los unos a los otros para seguir adelante y poder seguir disfrutando de las cosas buenas de la vida.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=XoQffGw289I[/youtube]

Como vemos, la estrategia y el mensaje publicitario cambian para llegar a una sociedad angustiada y cansada, apostando por narrar historias que afectan a la gente de a pie, y buscando que el consumidor se sienta totalmente identificado, apelando al humor, a la utilidad y a humanizar sus marcas a través de los valores.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *