Gracias a Paypal las compras por la cara

Gracias a Paypal las compras por la cara, Símbolo Ingenio CreativoSi hace algunos días nos percatábamos de la puesta en marcha en Londres de papeleras que llevaban insertadas dispositivos de reconocimiento personal para captar los datos de los viandantes a partir de sus smartphones, con el fin de emitir spots publicitarios acordes a su perfil, ahora ya no nos coge de sorpresa la última iniciativa de PayPal para efectuar la compra de artículos en establecimientos comerciales.

Si hace algunos días nos percatábamos de la puesta en marcha en Londres de papeleras que llevaban insertadas dispositivos de reconocimiento personal para captar los datos de los viandantes a partir de sus smartphones, con el fin de emitir spots publicitarios acordes a su perfil, ahora ya no nos coge de sorpresa la última iniciativa de PayPal para efectuar la compra de artículos en establecimientos comerciales.

Se trata de un sistema de reembolso en tiendas, bares y restaurantes que acepten el pago con PayPal móvil, el cual a través de la detección facial de los clientes, les permite llevar a cabo sus transacciones comerciales mediante los teléfonos móviles. La aplicación tiene una doble funcionalidad, y es que a través de la sección “Local”, el usuario también puede conocer qué lugares cercanos disponen de este servicio concreto, para facilitarle la búsqueda de lugares que cuentan con él.

El procedimiento se efectúa de la siguiente manera: en el momento en el que el cliente se da de alta en el servicio, entra a formar parte de una base de datos en la que figurará su nombre y fotografía, información que aparecerá en los terminales de los establecimientos comerciales. En el momento de efectuar la compra, bastará con que el dependiente cliquee sobre el perfil del comprador, y éste último recibirá una notificación vía móvil con el justificante de la transacción.

La aplicación se pondrá en marcha en Londres durante el mes de septiembre, con el fin de testar su efectividad. Lo que se desconoce es cuándo aterrizará en nuestro país.

Ya son muchos los que hablan de un estímulo que beneficiará al consumo. Además, con la connotación de cercanía, esta nueva manera de entender el intercambio económicomercantil realza los valores de confianza y proximidad entre cliente y empresa, al ofrecer la posibilidad de efectuar su compra en el momento en el que el usuario no disponga de dinero.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=9OFaWQDg3_A[/youtube]

Una técnica que como ya anunciábamos al inicio, está muy vinculada a la esfera publicitaria. La tecnología conocida como OptimEyes  permitirá, en un futuro cortoplacista, que los anunciantes puedan conocer, en el mismo momento de la exposición publicitaria, aspectos informativos de los consumidores que se encuentran visualizando el spot como su sexo, la edad aproximada, o incluso las emociones suscitadas a raíz de ver la campaña publicitaria. Lo que supone ampliar los horizontes de la publicidad. Ya no basta con difundir el producto o a la marca, ahora, tanto peso tiene el objeto como el sujeto. Éste último se convierte en coprotagonista del spot. Pasa a ser una fuente principal de información, a tiempo real.

Esta tecnología, apta para medir los resultados de la publicidad en línea, abre un abanico infinito de posibilidades a los anunciantes. Un paso hacia el futuro que permite, desde emplear técnicas para activar los spots publicitarios en el momento en el que su target se encuentre junto al panel publicitario, hasta maniquís dispuestos en escaparates, que detectan a los clientes que observan los escaparates, obteniendo información sobre éstos. ¿Nos estaremos acercando a lo que podría ser una tercera revolución publicitaria?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *