El consumidor hispano saca pecho

En el último informe de Kantar Media sobre el consumidor hispano en Estados Unidos, se pone de relieve la magnitud de la importancia de este mercado a través de las cifras. A pesar de la discreta posición de este sector en términos de imagen, la prestigiosa consultora especializada en investigación de mercado,  nos muestra hechos clave que dejan patente una relevancia que a menudo pasa desapercibida.

La  población de habla española  representa a más del 16% de la población estadounidense y es parte del crecimiento global en un 48%, un  ritmo que crece a mayor velocidad respecto al denominado “mercado general”, formado por los medios de habla inglesa.  Además, son líderes en televisión y poseen un poder adquisitivo de 1,2 trillones de dólares.

La magnitud de este mercado también es corroborada por la  gigante  en información y medición Nielsen, que prevé que llegue a suponer el  60% del público que conformará el crecimiento total en el año 2016 en relación al 48% actual. Así, también conocemos que la presencia hispana en las redes sociales crece a un ritmo superior. Entre todas las redes sociales estadounidenses,  Tumbrl, seguida por Facebook y en WordPress, son las que tienen una mayor concentración de usuarios.

spanish, ñ, teclado español, Símbolo Ingenio Creativo, Publicidad, Social Media

Otro dato sorprendente que conocemos a través de los informes de Kantar Media, se pone de manifiesto a través de la comparación: pese a que la televisión de habla anglosajona estuvo compuesta por el número de 7.070 anunciantes únicos en el año 2012, y la hispánica sólo alcanzó la cifra  de 1,014, ambas alcanzaron el mismo porcentaje de tasa de retención: un 56%.

Según palabras de Kelly Clark, CEO en GroupM North America, la compañía número uno del mundo en operaciones de gestión de inversiones de medios: El mercado del consumidor multicultural  ya es significante, pero será todavía más importante en los próximos años. Respecto a este escenario, la puesta en marcha de medidas  de  optimización de campañas en los medios hispanos, es requisito imprescindible si se ambiciona la competitividad. Para ello, se sugieren técnicas de segmentación por preferencias del consumidor, trabajos encaminados a  identificar los objetivos del destinatario y la averiguación de  las correlaciones entre comportamientos y gastos vía redes sociales, programas o a través la misma  compra de producto.

Después de haber reflexionado sobre estos datos, ya no podremos evitar contemplar al hispano como un mercado vital, en crecimiento y sobre el que la publicidad debe centrar esfuerzos en forma de estudios e inversión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *