ODS 7: Energía asequible y no contaminante

Para garantizar el acceso universal a una energía asequible, sostenible, segura y moderna  se necesita apostar por tecnologías y recursos menos contaminantes. A día de hoy el 13% de la población mundial no tiene acceso a este tipo de energías, seguras y modernas.

Una de las claves para solucionar este problema, serían las energías renovables.

Las energías renovables son la eólica, la hidroeléctrica, la solar, la geotérmica, la mareomotriz, la undimotriz y la biomasa.

Estas energías renovables se generan de manera natural y son prácticamente inagotables. Por eso son tan importantes para el planeta, ya que muchas de las que utilizamos a día de hoy son energías no renovables (como los combustibles fósiles: carbón, petróleo o gas natural) y aparte de ser muy contaminantes, son limitadas.

Por ello el séptimo objetivo de desarrollo sostenible propone una serie de metas para alcanzar de aquí al año 2030:

 

  • Conseguir el acceso universal, moderno, seguro y asequible a los servicios energéticos.
  • Aumentar la distribución de energías renovables y duplicar su tasa de eficiencia energética.
  • Mejorar la cooperación internacional, para poder invertir en tecnología y de esta forma ampliar las infraestructuras que prestarán servicios de calidad a nivel mundial.

 

¿Cómo podemos ayudar con estos objetivos nosotros mismos?

Quizás mantienes las luces de tu casa o del trabajo encendidas aunque sabes que aún queda luz solar fuera. ¡Apágalas y sube las persianas, aprovecha la luz del sol que es gratis!

Es genial que utilices regletas para cargar todos tus dispositivos, pero cuando no los estés utilizando apágala, no quieres gastar energía si realmente no la necesitas.

En invierno abrígate más cuando estés dentro de casa, así evitarás tener tan alta la calefacción. Y en verano, mantén las ventanas cerradas, de esta manera mantendrás el ambiente, así no tendrás que ponerlo tan fuerte o durante tanto tiempo.

Si además te gusta la tecnología y te consideras geek, puedes cambiar algunos de tus electrodomésticos o aparatos eléctricos, por algunos más nuevos, que gasten menos y que puedas controlar desde tu smartphone para saber en todo momento si están encendidos o apagados. A la larga notarás el ahorro económico y el menor consumo de energía.

¡Esperamos que puedas ponerlos en práctica y así ayudar al planeta!

 

ODS4 – Educación de calidad

Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

Desde 2000 se ha registrado un enorme progreso en la meta relativa a la educación primaria universal. La tasa total de matrícula alcanzó el 91% en las regiones en desarrollo en 2015 y la cantidad de niños que no asisten a la escuela disminuyó casi a la mitad a nivel mundial. También ha habido aumentos significativos en las tasas de alfabetización y más niñas que nunca antes asisten hoy a la escuela. Sin duda, se trata de logros notables.

El objetivo de lograr una educación inclusiva y de calidad para todos se basa en la firme convicción de que la educación es uno de los motores más poderosos y probados para garantizar el desarrollo sostenible. Con este fin, el objetivo busca asegurar que todas las niñas y niños completen su educación primaria y secundaria gratuita para 2030. También aspira a proporcionar acceso igualitario a formación técnica asequible y eliminar las disparidades de género e ingresos, además de lograr el acceso universal a educación superior de calidad.

¿Qué podemos hacer?

  • Podemos pedir a nuestros gobiernos que den prioridad a la educación en las políticas y las prácticas.
  • Podemos presionar a nuestros gobiernos para que asuman el firme compromiso de proporcionar enseñanza primaria gratuita para todos, especialmente para los grupos vulnerables o marginados.
  • También podemos alentar al sector privado a que invierta recursos en el desarrollo de centros educativos y en la elaboración de herramientas pedagógicas.
  • Y podemos instar a las organizaciones no gubernamentales a que trabajen con los jóvenes y otros grupos para promover la importancia de la educación en las comunidades locales.

Garantizar una vida sana y promover el bienestar de todos a todas las edades.

Aunque la situación mundial con respeto a las cuestiones de salud y bienestar está mejorando, los problemas conectados con estos temas todavía ocupan un lugar prioritario para gran cantidad de población.

El tercer Objetivo de Desarrollo Sostenible que forma parte de Agenda 2030 establecida por las Naciones Unidas para lograr las mejoras al nivel mundial es garantizar una vida sana y promover el bienestar de todos a todas las edades.

 

¿Qué nos dicen las estadísticas?

En todo el mundo cada año mueren 300.000 mujeres durante el parto. Más de 6 millones de niños mueren antes de edad de 5 años, y 2,6 millones de ellos mueren sin llegar a un año de vida.

En 2015 en África Subsahariana,  hubo 1,5 casos nuevos de infección por el VIH por cada 1.000 personas. El número de personas que eran contagiados con el VIH en 2013 se estima en 2,1 millones. En 2015 en todo el mundo eran registrados 10,4 millones de casos nuevos de tuberculosis y 94 casos por cada 1.000 personas de la malaria, murieron alrededor de 1,34 millones de personas por hepatitis.

Según el Informe del Secretario General Progresos en el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2017 entre 2005 y 2015 “el 40% de los países tuvieron menos de un médico por cada 1.000 habitantes y alrededor de la mitad cuentan con menos de tres enfermeros o parteras por cada 1.000 habitantes”.

¿Qué depende de mí?

Siempre hay que empezar a mejorar la situación por ti mismo, tus seres queridos  y tu familia: Educar a tus hijos en el ámbito de salud y relaciones sexuales, vacunarles y promover el modo de vida saludable y razonable.

Tenemos la posibilidad de llevar a cabo la promoción de estilo de vida saludable a través de varias organizaciones e instituciones tanto gubernamentales como privadas.

Podemos participar como voluntariado para poder ayudar en la promoción y la mejora de la vida de las personas en todo el mundo.

Además, siempre podemos exigir de los gobiernos mejorar las políticas que llevan en el ámbito de salud y bienestar.

Tú decides.

Poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible

 

El segundo Objetivo de Desarrollo Sostenible que forma parte de Agenda 2030 establecida por las Naciones Unidas para lograr las mejores al nivel mundial es hambre cero, poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible.

¿Todavía existe el problema de hambre extrema?

Hay muchas personas en el mundo que sufran del hambre. Por ejemplo, en el año 2015 en Estados Unidos y Europa había 14,7 millones de personas que padecían hambre, 232,5 millones de personas en África,  34,3 millones de personas en América Latina y el Caribe.

¿Qué hay que cambiar para lograr este objetivo?

El suministro de la comida depende de dos sectores: alimentario y agrícola. La conservación y desarrollo de estos dos sectores influyen al problema del hambre y falta de los elementos. El sistema agrícola y alimentario necesita una reforma para poder proteger a la tierra y evitar el empeoramiento de la situación actual de sobreexplotación, polución y cambio climático.

¿Pero qué puedo hacer yo?

Aunque pareces que el cambio de actitud de un individua no alcance nada al nivel mundial, es importante actuar dentro de posibilidades de cada uno para que las cosas puedan cambiarse. Es importante empezar a vivir de manera sostenible en nuestra vida diaria, en nuestros trabajos y hogares.

Además, existen unas iniciativas en que podemos participar como ciudadanos para contribuir a lograr el segundo objetivo de Agenda 2030. Por ejemplo, participar en el Movimiento Mundial en favor del Hambre Cero  y su iniciativa “El Reto del Hambre Cero”.