15 segundos: menos es más

15 segundos, ese es el tiempo en el que hay que contarlo todo, enganchando desde el segundo en el que hacemos clic para visualizar un video viral. Crear un anuncio convincente nunca fue una tarea fácil. Pero el continuo acortamiento de los formatos de video o inputs audiovisuales y el mayor control del usuario sobre la visualización de estos hace que las agencias se enfrenten a nuevos desafíos creativos: cómo atraer a los consumidores para ver un comercial que pueden omitir fácilmente y luego contarles una historia interesante, capaz de vender un producto o marca en 15 segundos o menos.

15 segundos, ese es el tiempo en el que hay que contarlo todo

Según Jonathan Symonds, vicepresidente ejecutivo de marketing en la empresa de investigación publicitaria Ace Metrix: “Las agencias que buscan videos creativos se encuentran con desafíos que no habían visto antes: tienen que llamar la atención pero también establecer el contexto en un plazo muy breve”.

15 segundos es todo el tiempo que dispones para contar tu historia. Formatos audiovisuales virales.

15 segundos es todo el tiempo que dispones para contar tu historia. Formatos audiovisuales virales.

Ace Metrix es la firma de Facebook encargada de asegurarse de que los anuncios de video que se ejecutan en las noticias de los usuarios cumplan con los requisitos de calidad de la red social. Es una tarea abrumadora teniendo en cuenta lo sensibles  que son los usuarios de medios sociales a los anuncios que se infiltran en sus feeds, y se acentúa  por el hecho de que los anuncios de 15 segundos comienzan a reproducirse automáticamente, aunque sin sonido. El sonido comienza a reproducirse solo si un usuario toca el anuncio. A los desafíos de la brevedad temporal se suman estos otros al nivel de interacción del usuario sobre la plataforma donde se ha distribuido o viralizado el material audiovisual.

Symonds sugiere, según los resultados de las primeras investigaciones, que los anuncios de Facebook deben ser especialmente interesantes desde el momento en que comienzan para ser efectivos. Ubicar el gancho del anuncio o pieza audiovisual al principio de la misma es clave, y puede atraer a más usuarios para que realmente lo miren, pero no se presta bien al arco de una narrativa comercial típica.

Se deben atender todas estas cuestiones para tratar de generar contenido de calidad, en muy corto espacio de tiempo, capaz de enganchar al consumidor desde el segundo cero y extrapolar las estructuras narrativas convencionales a nuevos modos, realizando un trabajo de síntesis que en ocasiones marca la complejidad del proyecto.

Según Stephen Voltz y Fritz Grobe, autores del libro The Viral Video Manifesto: Why Everything You Know is Wrong and How to Do What Really Works (2012), estos son los cuatro principios para hacer videos virales:

Be True . . . Don’t fake it. Make it real.
Don’t Waste My Time . . . Get down to business right away.
Be Unforgettable . . . Show us something we’ve never seen before.
It’s All About Humanity . . . An emotional connection is the key to sharing.

The most successful viral videos follow all four of these rules, and the legions of unsuccessful viral video attempts almost always make the same kinds of mistakes.

15 segundos es todo el tiempo que dispones para contar tu historia. The Viral Video Manifesto.

15 segundos es todo el tiempo que dispones para contar tu historia. The Viral Video Manifesto.

El ritmo de vida contemporáneo fuerza a diseñar inputs visuales dinámicos, de efecto inmediato, teniendo en cuenta la fugacidad y frugalidad de los mismos, en el contexto de las plataformas sociales y su vertiginoso cambio constante. Desde Símbolo Ingenio Creativo te asesoramos para llevar a cabo campañas de publicidad y marketing 360, en las que la creación de contenidos audiovisuales virales para redes puede constituirse como uno de los pilares fundamentales para alcanzar al gran público, y por ende conseguir mejores resultados para tu negocio. Podéis comenzar echándole un vistazo a esta charla TEDTALK de Stephen Voltz y Fritz Grobe, ellos han conseguido llevar a la máxima la omnipresente afirmación de lo bueno, si breve, dos veces bueno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *